fbnoscript
21 de noviembre de 2019 | #1573

29-30 DE NOVIEMBRE y 1° DE DICIEMBRE

Congreso Nacional del Polo Obrero en Punta Lara

Luchamos por trabajo genuino y contra el hambre. Por la autonomía de los sindicatos y las organizaciones piqueteras. Por la independencia política de la clase obrera

El Congreso Nacional del Polo Obrero se desarrollará en las vísperas de la asunción de un nuevo gobierno en la Argentina.

Es el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, es decir el gobierno del peronismo.

La transición luego de la derrota de Macri ha ido marcando y delineando el futuro gobierno de Alberto Fernández.

Luego de las elecciones generales se ha producido un brutal ataque a las condiciones de vida de las masas, ya golpeadas por una devaluación, un proceso inflacionario y una fuga de capitales que profundizó la bancarrota económica.

Todo esto ocurrió sin que el candidato ganador ni sus aliados produjeran una sola declaración contra la ofensiva en regla que desató Macri. El próximo gobierno consolidará el ajuste en beneficio de la banca acreedora descargando las crisis capitalistas sobre los trabajadores.

Lo que algunos diarios han titulado como “el trabajo sucio” que viene realizando Macri, se produjo con la aprobación de Fernández y la anuencia de la CGT y las CTAs, que ni siquiera pedirán un bono de fin de año.

Un nuevo estudio del observatorio de la UCA ha mostrado un nuevo crecimiento de la pobreza, el dato destacado de este trabajo es que involucra a cientos de miles de trabajadores en blanco y a jubilados que cobran por debajo de la línea de pobreza. El Congreso del Polo Obrero abordará fundamentalmente una caracterización del nuevo gobierno. Han colocado en el Ministerio de Economía a un hombre de los mercados financieros como una señal clara de que se apresta a desenvolver una negociación para garantizar el pago de la deuda. 

El plan asistencialista que está concertando con personalidades artísticas y organizaciones es un complemento de esa política de ajuste.

Así lo han sido los planes asistencialistas durante el gobierno de Cristina y los cuatro años de Macri. La política de la burguesía, lejos del “hambre cero”, es lograr una contención relativa, con migajas que no permiten llegar a la canasta básica, para hacer pasar el ajuste que reclaman las patronales, el FMI y el imperialismo, para recomponer los negocios y las ganancias en la Argentina a costa de las condiciones de vida de los trabajadores.

El plan plantea, por un lado, la continuidad del asistencialismo, haciendo pasar por el tamiz del Estado a los desocupados para ser incorporados a un sistema de tarjetas para la compra de alimentos que, por el presupuesto dispuesto, ya se ve que va a ser insuficiente para que lleve a una familia a fin de mes. El otro objetivo de esto es beneficiar a los grandes supermercados, por eso no sorprende que en la publicitada reunión para lanzar el plan estuvieran, en primer lugar, las cámaras del sector. El Estado podría producir o comprar alimentos a un costo mucho menor, sin pagar el fabuloso sobreprecio de los empresarios.

El Congreso del Polo se planta contra el pacto social

Es claro que para hacer pasar estos planes, Fernández cuenta con la burocracia sindical y con el triunvirato de San Cayetano. Como ya denunciamos en Prensa Obrera online, cuando les prometió profundizar la “economía social”, quiere decir más precarización laboral. El instrumento de esta política es la integración de las organizaciones de los trabajadores, junto al gobierno y las patronales al llamado pacto social.

En este cuadro político se están desenvolviendo los debates en los plenarios precongresales del Polo Obrero en casi todo el país en asambleas y plenarios en 19 provincias. Luego de cada debate, miles de compañeros están votando los delegados que enviarán al Congreso Nacional.

Desde Tierra del Fuego a Salta se han discutido estos problemas, llegando a concluir en la necesidad de levantar un programa político para la nueva etapa, un pliego de reivindicaciones y un plan de lucha frente a lo que caracterizamos como la continuidad del ajuste.

Han habido importantes debates en los plenarios de Neuquén capital y Plottier, donde se ha desarrollado una enorme lucha por el trabajo genuino, por la organización de la juventud contra el gatillo fácil y por los derechos de las mujeres y las minorías. En Plottier, los compañeros de la comunidad boliviana que integran el Polo remarcaron la necesidad de la lucha contra el golpe en Bolivia. También hubo plenario en el novísimo Polo de Zapala, que hace apenas unas semanas irrumpió con un multitudinario corte en la ruta con acampe sobre la ruta por varios días, lo que obligó a las autoridades municipales y al gobierno provincial abrir una vía de negociación para atender y asistir a las miles de personas que no encuentran trabajo y no tienen ni siquiera asistencia social en una de las provincias más ricas del país.

En Córdoba, el sábado 16, el teatro de Luz y Fuerza, con capacidad para 800 personas, fue desbordado por los compañeros del Polo local.  Luego del informe de la Mesa Nacional se produjo un rico debate con más 15 intervenciones. Se destacó la lucha de la juventud del Polo Obrero para reconstituir junto al Partido Obrero los centros de estudiantes destruidos por la política de colaboración de las corrientes del nacionalismo burgués y del macrismo. Las compañeras bolivianas también dieron cuenta de la gravísima situación en su país y debatimos sobre la responsabilidad del MAS y de Evo en el avance del golpismo. Se hicieron presentes y contaron su experiencia delegados de la enorme lucha victoriosa de una toma que conquistó la vivienda para cientos de familias con una enorme lucha contra el desalojo.

Ese mismo fin de semana, miembros de la Mesa Nacional estuvieron presentes en una reunión con un núcleo de compañeros provenientes de una organización social de la capital de La Rioja, con los cuales iniciamos un debate para la constitución del Polo Obrero en la provincia.

En Tucumán, el sábado 16, cientos de compañeros en el plenario provincial hacia el Congreso nacional del Polo Obrero se reunieron para debatir la situación política y sus tareas. Con la intervención de muchos jóvenes, de la comisión de mujeres del Ingenio Santa Bárbara, de despedidos del Ingenio San Juan y de delegados y activistas de las asambleas de San Miguel de Tucumán se votaron delegados y se discutieron actividades financieras para costear el viaje.

En el mismo fin de semana se reunió el plenario del Polo de Salta y discutió un empadronamiento masivo de desocupados, una campaña en los barrios por la educación sexual, la constitución de la juventud del Polo Obrero y se votaron los delgados al Congreso.

En la provincia de Santa Fe se hizo un plenario en Villa Constitución con casi 100 compañeros recicladores de la ciudad, que pelean por mejores condiciones laborales en los acuerdos con el municipio. La mayoría de los compañeros provienen del MTE, con el cual rompieron por los manejos punteriles de quienes encabezaban dicha organización. Debatimos sobre la lucha por las reivindicaciones inmediatas (continuidad laboral, convenios, compra del material reciclable recolectado, etc.) y la lucha de fondo, con la cual encabezamos nuestros reclamos que es el pase a planta. También se discutió nuestra posición frente al embellecimiento del trabajo precario bajo el nombre de "Economía Social". También en Rosario, compañeros de asambleas de distintos barrios de la ciudad debatieron el informe, el impulso a la formación de la Juventud, el desarrollo del Polo (empadronamientos) y un plan de lucha local ante el próximo gobierno. Participaron también compañeras de San Lorenzo, donde tenemos el objetivo de formar el Polo Obrero.

Párrafo aparte merece la enorme movilización del Polo Obrero de Misiones: en Eldorado, más de 1.200 compañeros, tareferos, precarizados y desocupados de esa localidad llenaron la plaza central. Una verdadera conmoción en una ciudad de menos de 60 mil habitantes. Se debatió intensamente la situación local marcada por la enorme desocupación y la precarización laboral que denuciaron los tareferos. En Oberá, un Polo en crecimiento votó sus delegados y un plan de desarrollo.

En Chaco se realizó un plenario en Pampa del Indio, cerca del Impenetrable, con originarios que volcaron sus experiencias en la lucha por la tierra y la vivienda y eligieron sus delegados. En Resitencia se debatió la necesidad de la formacion politica de la nueva vanguardia del Polo y la lucha por la tierra y la vivienda. 

En los días siguientes se realizarán plenarios en la Ciudad de Buenos Aires y provincia y en las regionales del interior que aún no lo hicieron. El Congreso ya ha tomado un impulso muy importante que se plasmará en en los más de 1.000 delegados de 19 provincias que se paran frente a la nueva etapa con un planteo político, un programa y elaborando un plan de lucha mediante un congreso de bases piquetero para enfrentar los planes fondomonetaristas.

Abajo el pacto social antiobrero.

Luchemos contra el ajuste del FMI y los gobiernos patronales.

Compartir

Comentarios