fbnoscript
29 de marzo de 2020

Falleció el compañero Walter del Polo Obrero

Walter de Glew para mí. Nuestras condolencias a su familia.

Ayer nos enteramos del fallecimiento del compañero Walter, víctima de un ataque cardíaco, activo colaborador de todas las actividades del Polo Obrero.

El parte médico dice víctima de un ataque cardíaco, en realidad debería decir víctima de un sistema que nunca le dio una oportunidad.

Walter tenía epilepsia, por lo que hizo innumerables trámites, para tener la pensión que le correspondía, tampoco le daban trabajo por su discapacidad, se murió sin obtenerla.

Además era pobre, una condena que compartía con 16 millones de personas en un país rico, muy rico.

La discriminación lo persiguió toda su vida y él lucho contra ese estigma, una anécdota personal lo pinta de cuerpo entero. En ocasión de una acampe, hace muchos años, en la rotonda de Llavallol, Walter se me acercó entrada la noche y se quejó de que no lo dejaban participar del esquema de seguridad de los cuatro fogones que cuidaban a los miles que dormíamos en las calles para evitar que algún HDP nos pase por arriba con el auto, le pregunte por qué no lo dejaban y él me contó que los compañeros le dijeron que era por su enfermedad, que varios conocían.

Esa noche lo llevé hasta el puesto más cercano y les pedí a los responsables que lo dejaran formar parte de esa guardia, no me olvido de la cara de Walter y de su sonrisa despareja, cumplió como el mejor con su tarea y se fue a dormir hasta que levantamos el acampe.

La muerte de Walter se da en medio de esta emergencia, en la que los Walters se multiplican por millones y están abandonados a su suerte. Su memoria debe retemplar las fuerzas de los que militamos para que la humanidad sea liberada de todo lo que la oprime.

Walter peleó siempre, en condiciones de inferioridad, pero siempre peleó. Ese es su ejemplo.

A sus familiares y amigos nuestras condolencias y un abrazo.

 

Compartir