fbnoscript
31 de marzo de 2020

En los barrios de Córdoba la situación ya era insostenible antes del dengue y el Covid-19

En los Barrios cordobeses, principalmente en la zona sur de la ciudad, antes de la pandemia de coronovirus ya padecíamos el Dengue; y antes del dengue la desocupación y el hambre azotan a la población de las barriadas.

En la cuarentena se potenció la desocupación y el hambre en nuestros barrios.

Las necesidades de alimentos se triplicaron en los comedores y copas de leche. En las asambleas donde trabajadores ocupados precarizados y desocupados discutimos un programa de conjunto para dar una salida a la lucha por trabajo genuino, el pase a planta; la vivienda para las familias trabajadoras, y todos los reclamos pendientes

La pelea contra el Dengue

El primer factor de riesgo que enfrentamos en la zona sur fue el dengue, dónde se reclamó al municipio la entrega de repelentes, no obtuvimos respuestas. Aún cuando el gobierno sabe que si un mosquito pica a una persona infectada puede infectar a otras, no se dio solución a través de fumigaciones con productos no tóxicos para las personas. Zonas enteras que ni se fumigo con los productos que tradicionalmente se usan. Del descacharreo se encargó nuestra organización porque el estado tampoco proveyó profesionales capacitados para evaluar y orientar las tareas.

Covid-19

Con la llegada del covid-19 y la cuarentena, la desatención en los barrios se siente con más fuerza. Los paliativos que está entregando el gobierno son totalmente insuficientes. El plus en la tarjeta social de $ 2.000 muy lejos está de dar alguna solución al problema del hambre que se siente más porque los jefes y jefas de familia que viven al dia en trabajos que si no vas no cobras. Con el plus de $2.000, es decir $66 diarios, no sé puede  alimentar una familia. A esto debemos sumarle que el paicor no le llego a todos los chicos beneficiarios; menos aún al resto de los pibes de los colegios cordobeses.

En este marco, los módulos alimentarios que está entregando el gobierno son una burla. Hemos denunciado esta situación, y junto a la banca del FIT hemos presentado un programa para la defensa de un Paicor (servicio de comedores escolares) acorde a la situación; este programa parte de la defensa del conjunto de trabajadores que trabajan en el Paicor.

Tampoco se asiste a la población con los elementos de higiene del hogar y  para el cuidado personal; sólo los miramos por televisión. 

El Polo Obrero plantea hacer frente a la pandemia y la epidemia del Dengue con los siguientes reclamamos: 

• Provisión de agua potable en asentamientos y villas de emergencia. 

• Fumigación y descacharramiento de basurales y descampados. 

• Provisión de elementos de higiene para los comedores populares: barbijos, guantes, cofias, batas descartables, alcohol en gel, lavandina, desinfectante en aerosol y repelente. 

• Provisión de kits de higiene a la población vulnerable en los barrios más pobres.  

• Aumento de las partidas alimentarias para los comedores populares, para hacer frente al aumento de la demanda ante la desocupación y la caída de la actividad económica. 

• Extensión de la tarjeta Alimentar a todos los desocupados con hijos de hasta 18 años de edad. 

• Prohibición de despidos y suspensiones.  

• Apertura de los programas sociales para todos los desocupados.  

• Duplicación de los montos de los programas. 

• Creación de un seguro al parado de $30.000, indexado por costo de vida 

• No al pago de la deuda externa y que los recursos se utilicen para atender la emergencia.  

Proponemos conformar comisiones de vecinos y trabajadores para el control y distribución de las tareas de higiene y seguridad.

En esta nota:

Compartir