fbnoscript
2 de junio de 2020

José C. Paz: un militante social infectado con Covid-19

El municipio es responsable. Reclamamos inmediata asistencia a la familia.
Por Corresponsal
Polo Obrero de José C. Paz

En las últimas horas se confirmó un nuevo caso positivo de Covid-19 en el partido bonaerense de José C. Paz, con el agravante de que se trata de un militante social perteneciente al MTD-Oscar Barrios y que la noticia se conoce una semana después de que decenas de organizaciones hicieran pública su preocupación por la falta de asistencia de parte del municipio a quienes sostienen ollas y merenderos en los barrios.

Pese a la denuncia y las reuniones con los funcionarios municipales, la intendencia de Mario Ishii no dio respuestas concretas a los pedidos de poner en marcha un protocolo sanitario que proteja a los compañeros. El resultado de esta desatención no tardó en llegar.

La situación es alarmante. Mientras las familias trabajadoras y de las barriadas hacen malabares para cuidarse y respetar la cuarentena, el hambre avanza. El anuncio presidencial de un refuerzo alimentario para los comedores y merenderos populares jamás llegó, al igual que la entrega de kits de higiene y la vacunación de las compañeras y compañeros que realizan tareas de asistencia social en los barrios y son parte de los grupos de riesgo. Tampoco se realizan los operativos de testeos necesarios.

Luego de la propagación del virus en las villas de la Ciudad de Buenos Aires -donde falleció la luchadora social Ramona Medina– y en los asentamientos de la provincia como Villa Azul, la única respuesta inmediata del Estado fue un verdadero Estado de sitio a la pobreza, a cargo de un enemigo público de las organizaciones populares de lucha como es el ministro bonaerense Sergio Berni. De la misma manera, en José C. Paz la policía aprovecha la situación para imponer un virtual toque de queda en los barrios y cometiendo todo tipo de abusos.

Mientras tanto, para enfrentar la pandemia todo el sistema de salud de José C. Paz cuenta con tan solo ocho respiradores, para una población de 220.000 habitantes. Las familias que sufren el drama de estar contagiadas no reciben ni asistencia alimentaria ni económica para atravesar la enfermedad y el aislamiento.

Exigimos al municipio la inmediata asistencia para el compañero del MTD – Oscar Barrios y su familia. El Estado debe garantizar su seguridad alimentaria y sanitaria. Debe ponerse en marcha, de inmediato, un protocolo sanitario que contemple la realización de hisopados y testeos a todos los que desempeñan tareas en los comedores, además de la provisión de kits de higiene, elementos de protección y un refuerzo alimentario para los comedores y merenderos.

Plateamos, además, la necesidad de poner en pie comités electos de vecinos y trabajadores de la salud que pongan en marcha las medidas necesarias para prevenir los contagios, un seguro de 30.000 pesos a todos los desocupados y el pase a planta de todo el personal sanitario.

 

Compartir