fbnoscript
3 de junio de 2020

Jornada del Polo Obrero en Bahía Blanca: con hambre no hay cuarentena

Una delegación del Polo Obrero fue a la Municipalidad de Bahía Blanca para reclamar los alimentos que los vecinos de las barriadas más humildes están solicitando y la intendencia viene demorando su entrega en forma provocadora. Después de casi dos meses de darnos respuestas negativas, efectivizamos el reclamo en la calle, con el distanciamiento social correspondiente, señalando que el hambre no espera. El intendente Héctor Gay junto a sus funcionarios de Políticas Sociales hacen un manejo discrecional de la entrega de los bolsones de alimentos dejando a muchos vecinos sin nada; bolsones que apenas contienen nueve productos (con suerte) con medio kilogramo de leche en polvo, sin artículos de limpieza y se entregan una vez por mes. Es la misma realidad que atraviesan las barriadas y villas del país.
Esta realidad de falta de alimentos, vivienda, calefacción, contrasta fuertemente en nuestra ciudad con la febril actividad exportadora que ha desenvuelto el puerto de ingeniero White como así también el Polo Petroquímico que no ha visto afectada su producción en ningún momento.

El impacto de la jornada se hizo visible en los medios, dejando al descubierto la realidad que no quiere ver el intendente Héctor Gay. La compañera Mary del barrio Puertas del Sur señalaba en los medios “gracias al Polo Obrero y las colectas de los vecinos este merendero existe” poniendo de relieve la desigualdad que hacen con los vecinos.
Al hacer el balance de la acción, se transformó en un día de doble lucha ya que las compañeras se sumaron al reclamo contra los femicidios y la violencia de género: el Ni Una Menos, que tanto afecta a las barriadas en plena cuarentena. El Polo Obrero se desarrolla en las luchas. Este es el camino, ¡vamos con el Polo Obrero!

 

Compartir