Chaco: cuando la alimentación es un “privilegio”

En medio de la crisis dejan a los comedores del polo sin comida

Tanto el gobierno nacional, como el provincial y municipal no garantizan la alimentación para los que más lo necesitan. De esta terrible realidad no escapan las miles de familias que se organizan en el Polo Obrero del Chaco y Corrientes.


El gobierno provincial envío la última partida en diciembre del año pasado, 566 módulos que no cubre ni un cuarto de las demandas y necesidades.


El gobierno nacional hace más de dos meses que no envían las partidas de mercaderías, alrededor de mil bolsines, que tampoco alcanzan.


Del municipio no recibimos nada.


Es un acto criminal, si tenemos en cuenta que, según el ministro de gobierno de la provincia, en el Chaco el 50% de la población posee trabajo informal, en negro, sostenido con salarios precarios, becas, contratos de servicios y distintas modalidades de beneficios sociales. Además, la provincia más afectada a nivel nacional por el coronavirus si tenemos en cuenta la cantidad de población y la cantidad de casos registrados. El contagio probablemente sea mayor ya que los isopados son inexistentes y no hay información exacta.


El control de precios no existe y los productos básicos han aumentado considerablemente. "La bolsa de papa que la semana pasada compré a 350 pesos hoy la pague 700" dice el verdulero del barrio. La leche, harina, fideos, arroz, carne, verduras, frutas, productos de limpieza, todos aquellos productos necesarios para garantizar la alimentación y la salubridad básica han sufrido aumentos considerables.


Queremos ser los trabajadores los que controlemos las partidas y los fondos destinados a atender esta emergencia, ya que las provincias han recibido 2000 millones de pesos, los municipios también, sin embargo no llegan las partidas alimentarias y sanitarias. Los comedores, merenderos y centros de salud están cerrados o sin insumos necesarios.


Más de once millones de personas a nivel nacional se inscribieron para cobrar el bono de 10 mil pesos. En nuestra provincia, solo el Polo Obrero ha inscripto más de 3 mil personas. Esta cuarentena es un privilegio para los que tienen para comer y un calvario para aquellos que tienen que vivir el día a día, entre la represión, la suba de precios y la falta de alimentos.


Exigimos a los ministerios de Desarrollo Social, a provincia, a nación y al municipio, que envíen las partidas de alimentos para las miles de familias que no tienen qué comer.


 

También te puede interesar:

Más de 2.000 personas se movilizaron hasta la Casa de Gobierno.
De la convocatoria serán parte las familias de las ocupaciones de tierra de la ciudad de Córdoba.
Especial aniversario Mariano Ferreyra
Tras una intensa lucha de tres años por los derechos de usuarios y trabajadores.
El gobierno de Schiaretti responde a la falta de viviendas con represión.
Dramática situación y falta de respuestas del gobierno.