Congreso nacional del Polo Obrero: sus primeras resoluciones ya están en las calles

Congreso en Punta Lara con casi 900 delegados de 18 provincias.

El Polo Obrero cerró este domingo las deliberaciones de su Congreso Nacional en Punta Lara, que contó con la presencia de casi 900 delegados representativos de 18 provincias, o sea la inmensa mayoría del país. Literalmente, de Ushuaia a La Quiaca. La apertura había contado con el saludo de referentes del sindicalismo combativo (de la fábrica Kimberly Clark, AGD-UBA, Sutna, la Junta Interna de ATE-Educación, Tribuna Docente); de otras organizaciones piqueteras (MTR 12 de Abril, MTR Votamos Luchar, Barrios de Pie-Libres del Sur y la Agrupación 17 de Noviembre); de compañeras de la comunidad boliviana (Daisy, Regina, Elisa, Karina, Leydi y Valentina) que denunciaron el golpe de Estado y la represión en el país vecino; de una delegación chilena que interviene en las asambleas populares y ha puesto en pie un comité por la formación de un partido revolucionario en el país trasandino.


Las resoluciones de lucha del congreso no demoraron más de 72 horas en plasmarse en las calles que es dónde se ponen a prueba. El jueves 4 salimos a una jornada de lucha los piqueteros que rechazamos el pacto social y “no bajamos las banderas, ni bajamos los reclamos, ni con Macri ni con Fernández”, como lo votó nuestro Congreso Nacional.


Mientras desangran a los trabajadores con una “transición ordenada” con remarcación de precios de los alimentos y demás productos esenciales, aumentos en las naftas e inflación, la clase obrera desocupada con su sector más combativo, vuelve a salir a las calles. El gobierno macrista sigue su derrotero miserable, sub-ejecutando el presupuesto de la Ley de Emergencia Alimentaria, sin completar la compra total de los alimentos para los comedores populares.


La jornada nacional de lucha de este miércoles se llevó adelante con el frente de lucha piquetero, que en más de 16 provincias salió a la lucha por un bono de fin de año para ocupados, desocupados y jubilados. Frente a la profunda tregua de la burocracia sindical y el triunvirato de San Cayetano, más que nunca se vuelve a plantear la necesidad de un frente único que luche por sus reivindicaciones inmediatas, por el trabajo genuino y elabore un programa y un plan de lucha para enfrentar la cooptación por parte del Estado y de los Fernández-Fernández que pretenden seguir las recetas del FMI.


El frente único para derrotar a los ajustadores


La jornada tuvo instancias importantes. Partimos desde el Congreso Nacional, pasando por el Hotel Bauen en lucha contra el desalojo y dejamos a los trabajadores nuestra solidaridad con su lucha. 


En el Obelisco se configuró la confluencia de nuestro frente piquetero con las organizaciones Frente Darío Santillán CN, MTD Aníbal Verón, FOL, FOB A, Izquierda Latinoamericana, entre otras. Este sector también se movilizó por el bono de fin de año, el aumento, contra el hambre y el ajuste del FMI. En el acto frente al Ministerio de Desarrollo Social, en el que también hablaron los recientemente liberados obreros de Kimberly y Daniel Ruiz que está siendo juzgado por su participación en las luchas del 14 y 18 de diciembre de 2007 contra la reforma provisional, este bloque de organizaciones, que han confluido en toda una etapa con el triunvirato, denunciaron que “con hambre no hay pacto social”. En ese sentido, el Polo Obrero denunció que el pacto social esta tejido con la burocracia sindical pero también con la importante participación del triunvirato de San Cayetano, que luego de darle tregua a Macri ahora se integra al gobierno del Frente de Todos, actuando como una contención social funcional a la precarización laboral y al ajuste que seguirá, si se prioriza el pago de la deuda y la satisfacción de los reclamos de los acreedores internacionales.


Unidad de ocupados y desocupados


La jornada tuvo su epicentro en Desarrollo Social con todas las organizaciones piqueteras que marchamos desde el Obelisco, donde se acoplaron los trabajadores de Kimberly Clark quienes habían sido desalojados por la Bonaerense y varios de ellos apresados en la madrugada del propio miércoles, que fueron liberados a las horas luego de una inmediata movilización. 


Luego de realizar un acto conjunto, votamos apoyar a los compañeros de Kimberly y realizamos un piquete en la Autopista 25 de Mayo que sorprendió (nuevamente) al aparato represivo. El corte se realizó frente a canal 13 que sacó al aire el conflicto.


Esta jornada de lucha dejó claro que nuestra pelea por las necesidades inmediatas sigue en pie. Enfrentaremos los intentos en marcha para encorsetar las luchas y llevarlas a la desmovilización y desarticulación. 


* Por el bono de fin de año para ocupados, desocupados y jubilados.


* Por el trabajo genuino y contra la precarización laboral.


* Por una Navidad sin hambre ni despidos.


* Por la victoria de todas las luchas obreras.


Vamos por el tercer congreso nacional piquetero, por la unidad de ocupados y desocupados y un frente único por nuestras reivindicaciones.


La continuidad de este plan de lucha se expresará junto al Plenario Sindical Combativo el próximo 18 de diciembre en las vísperas de un nuevo aniversario del Argentinazo.