23/05/2002 | 755

El Bloque Piquetero conmovió La Matanza

El jueves 16 de mayo, pocas horas antes del Congreso Nacional del Polo Obrero, más de mil integrantes del Bloque Piquetero de La Matanza, con delegaciones del Bloque de la Capital y el Gran Buenos Aires, realizó una importante movilización desde la rotonda de San Justo hacia el municipio para reclamar ser atendidos por las autoridades.


Aproximadamente a las 10 horas se cortó la rotonda, realizando un hecho pocas veces visto en el distrito: nadie antes había cortado las dos arterias que conforman la rotonda. Poco después, la voluminosa columna piquetera conformada por el Polo Obrero (Futrade, Interbarrial de Catán, MTD Histórico), el MTR, MTL, Cuba y los compañeros gráficos y docentes del Suteba, marchó hacia la comuna para hacer el reclamo, que ya tiene meses sin ser escuchado.


Sin embargo, en una actitud provocadora y después de varias horas y habiendo prometido una entrevista, un pinche del municipio salió a decir que no nos iban a atender.


Esta situación se da desde hace tiempo. El Consejo Consultivo, denunciado por muchísimos sectores como clandestino, no presta ningún oído a los genuinos reclamos populares. Desde hace meses se viene reclamando desde el Bloque la aceptación de los empadronados de sus organizaciones y la denuncia de este «plan jefes y jefas». En los petitorios presentados se reclama una solución inmediata a las inundaciones, ocupando mano de obra desocupada, con cargas sociales y la incorporación de todos los que cobran planes a la planta permanente del municipio.


Se reclama también la apertura del Hospital de Catán y la construcción de salas de salud, compromiso del gobierno nacional y municipal ratificado por tercera vez, en diciembre pasado, en el acta firmada en el corte. Se pide el sostenimiento de los comedores y la construcción de comedores populares.


La población matancera cuenta sólo con 58 centros de atención sanitaria, permanentemente sin insumos, y sólo cinco cuentan con algún tipo de complejidad para la atención. La población es de casi 1,5 millones.


El Bloque Piquetero y el Polo Obrero denunciaron al Consejo por ser un coto cerrado donde todo se «tramita» y nada se resuelve para la población. En la línea de Duhalde y sabiendo la importancia estratégica del distrito, nos cierran todas las puertas a los integrantes del Bloque.


El camino de la organización de comedores con el apoyo de los vecinos, el reclamo permanente por el mejoramiento de las condiciones de vida que se plantea, la lucha por el empleo genuino y la atención sanitaria y educativa será el que, en unidad con los sindicatos combativos, podrá llevarnos a quebrar la política del gobierno y echarlos a todos.