Enfrentemos las bajas y el recorte contra lxs desocupadxs

La Unidad Piquetera corta rutas masivamente en todo el país.

El 15, nueva movilización piquetera

Los masivos piquetes del jueves 15 tienen un motivo de fondo: el gobierno está en una verdadera campaña de ataques contra los desocupadxs y sus organizaciones.

Comenzó con la estigmatización de los piqueteros y las piqueteras en los medios de comunicación; todos recordamos el “me estás haciendo una entrevista o me estás cuestionando” de una compañera que se animó a desafiar el ataque. Y así continuaron las provocaciones y las contestaciones. Luego avanzaron con la amenaza judicial, al punto de meter presos a compañeros que liberamos con la lucha, como ocurrió en Jujuy. Nadie se quedó afuera en provocar y estigmatizar al movimiento de lucha que más enfrentó el ajuste, desde Milei a la propia Cristina Kirchner, que dijo que las mujeres en las organizaciones estamos oprimidas “revolviendo las ollas”… que ellos generaron; hasta recortaron a los pibxs que tenían becas de estudio y a los prestadores de pacientes con discapacidad. Quieren desvincular al Potenciar Trabajo del salario mínimo, vital y móvil, para que no sea un piso salarial.

Bajas como política de Estado

Este mes recibimos 20.400 bajas de compañeros que cobran el Potenciar Trabajo. Esto ocurrió después de que conquistáramos el cobro del programa con movilizaciones en todo el país frente a la demora en la liquidación. El ministerio demoró el pago porque un informe de la Afip sostiene que hay 250.000 situaciones irregulares en el programa.

Por ejemplo, acusan a los compañeros de haber “comprado dólares” cuando en realidad lo que hicieron fue contratar Netflix o comprar juegos on line que utilizan lxs ninxs para entretenerse. En ninguna reglamentación del programa se prohibía tener gastos en dólares.

En base a este informe mentiroso, el gobierno apoyado en la Justicia, que él mismo denuncia por corrupta, pretende seguir recortando y dar al menos 150.000 bajas más, que dicen retomará para febrero. “La mafia judicial” a la que tanto se refirieron CFK y su arco político violenta a los más necesitados, pero solo hay “quilombo” de su sector “si la tocan a Cristina”, si tocan a los trabajadores no pasa nada.

Varias herramientas fueron puestas a disposición para el recorte. La actualización de datos de manera remota es una de ellas. Miles aún no han podido acceder a la página.

Pero el ataque no termina allí. Apuntan también contra los compañeros que perciben nexo doble o plus, a los que se les reclama un nuevo reempadronamiento en “proyectos productivos”, cuando justamente el gobierno niega los recursos para los mismos.

Y, mientras tanto, deja desabastecido los comedores en diciembre, en el que más gastos tiene una familia.

Y el bono que pretenden anunciar sería de 15.000 pesos, una suma de miseria, por debajo incluso del bono que viene de pagar la Anses para personas en situación de indigencia, que fue de 45.000 en dos cuotas (que excluyó a los propios indigentes).

Esta política del gobierno responde enteramente a las exigencias del pacto con el FMI. Massa, Cristina, Alberto Fernández y la ministra Tolosa Paz apuntan a garantizar el pago de la deuda a costa del hambre del pueblo.

Recortan los programas mientras el país entra en recesión, con desocupación, miseria creciendo y trabajo en negro generalizado.

Por eso es tan importante el plan de lucha que viene desarrollando la Unidad Piquetera: es nuestra respuesta en las calles a un ataque que pretende sacarle la comida de la boca a nuestrxs niñxs.

Contrasta con la Utep, que vergonzosamente, después de amenazar con romper con el gobierno, se volvió a guardar en los ministerios avalando los ataques de Tolosa Paz.

Vamos a redoblar la organización, las asambleas, los piquetes y la masividad de las acciones para derrotar este nuevo ataque.

Vamos por trabajo genuino, ninguna baja a los programas sociales, apertura para todos los que los necesitan. Por un salario mínimo igual a la canasta básica, de 139.000 pesos. Abajo el ajuste del gobierno y el FMI.