01/11/2001 | 727

Grandes piquetes paralizan Pehuajó y llaman al noroeste a sumarse

Por Adalberto

Las inundaciones de la mejor tierra de la pampa húmeda llevan más de 20 años.


Las tan anunciadas obras hidráulicas desde Armendáriz, Cafiero, Duhalde y Ruckauf no han llegado, tal cual se denunció oportunamente desde esta página.


Hay un gran negocio inmobiliario de grandes latifundistas, que aprovechando el bajo costo de estas tierras, inundadas, falta de caminos, sumado a la crisis de exportación de los productos agropecuarios, compran por unas monedas los campos de chacareros que además están ahogados por la usura financiera. Mas del 30% de la población está desempleada o semiocupada; donde funcionaba el sindicato de estibadores, hoy funciona un taller de corte y confección. Ciudades enteras corren el riesgo de desaparecer como Carlos Casares o están comprometidas como 9 de Julio, Trenque Lauquen, Bolívar, Bragado, Henderson y Daireaux.


Ante la falta de respuestas del gobierno de De la Rúa y Ruckauf, se realizó una asamblea popular convocada por «el comité de crisis» y el intendente radical, César Peña. La mesa puso a consideración de la Asamblea una propuesta de repudio, sin programa, y llamando a rezar frente a la Municipalidad. Mientras la temperatura aumentaba, fueron silbadas las intervenciones de dirigentes del ARI y de la menemista Norma Cerezo, recientemente electa concejal. El Partido Obrero, invitado como institución, hizo uso de la palabra a través de los compañeros Adalberto Ricco y Sandra Izaguirre, proponiendo un programa de reivindicaciones y llamando a cortar la Ruta 5 y 226, mientras preparamos un caravanazo a la Capital Federal de todo el noroeste de la provincia de Buenos Aires. Las mociones aclamadas por ovación unánime pusieron en aprietos a la Mesa que, rápidamente, dio por terminada la Asamblea sin permitir la votación de las propuestas, provocando el disgusto de los asambleístas, que a gritos reclamaban democracia. La Mesa puso de manifiesto su limitación para dirigir esta lucha, solamente querían presionar para que «los atiendan» y poder negociar a espalda de los trabajadores, desocupados y chacareros.


El viernes, dimos el primer paso votado en la Asamblea: los impresionantes piquetes, dos sobre Ruta 5 y dos sobre Ruta 226 paralizaron el transporte; el embotellamiento llegó a tener más de 20 kilómetros de largo. Mientras esto ocurría en las rutas, la movilización popular logró sacar a los empleados de bancos y supermercados, como así también de un molino de harina. El quinto piquete paró el tren privatizado por Menem, en manos de Ferroexpreso Pampeno, que se lleva monopólicamente el cereal, empujando a la bancarrota a camioneros y chacareros.

También te puede interesar:

IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
La Secretaría de Ambiente canceló una audiencia pública ambiental que nunca debió convocarse.
El oficialismo porteño vuelven a impulsar un proyecto que busca la construcción de un barrio de lujo en la exciudad deportiva de Boca.
El jefe de Gobierno firmó un convenio con el grupo Irsa por un megaproyecto. Según el oficialismo se trataría en la Legislatura pasadas las elecciones.
Amanda Martín denunció una nueva temporada de privatización de la Ciudad.