18/04/2002 | 750

Inédita movilización obrera y piquetera

Piqueteros y un centenar de delegados de sindicatos y fábricas

El jueves 11 se cumplió otra jornada nacional del plan de lucha del Bloque Piquetero aprobado en Rosario. La jornada fue preparada con sindicatos y cuerpos de delegados y tuvo por eje una acción común de obreros y piqueteros, de trabajadores ocupados y desocupados. El objetivo es preparar una huelga general para acabar con Duhalde y con el FMI.


En Buenos Aires, 93 delegados de sindicatos y fábricas en lucha de los más diversos gremios y la Coordinadora de Jubilados, reunidos en la Universidad de las Madres el lunes 8 con la Mesa del Bloque, resolvieron una marcha con inicio en Brukman, con parada en El Gráfico y destino en el Ministerio de Trabajo y la Casa Rosada. En la reunión estuvieron también la Coordinadora de Desocupados de Comodoro Rivadavia y el Sindicato de Ceramistas de Neuquén.


Unos 2.000 compañeros, desafiando la lluvia y un paro de trenes en el sur por un corte de vías, protagonizaron sin embargo una gran marcha, inédita, de acción obrera en defensa de las grandes luchas. Participaron la Asociación Gremial de Docentes de la UBA, delegaciones de UTA como la CI de Transporte del Oeste y delegados de Metrovías, de gráficos, estatales de ATE y de UPCN, seccionales del Suteba, comisiones internas de Prensa, delegados de Afip, delegados metalúrgicos y petroleros privados, de la rama postal de camioneros, agrupaciones médicas de Capital y Gran Buenos Aires, comisiones internas de Sanidad, directivos y delegados de Foetra, delegados de empleados de comercio, junto a piqueteros y trabajadores en conflicto.


Por estos últimos estuvo el piquete de despedidos del El Gráfico, la Comisión Interna y los obreros de Brukman y, a partir de la mitad de la marcha, diez compañeros de Ceramistas de Neuquén.


El cierre del acto en El Gráfico fue muy político y emotivo. Pablo Llonto, de El Gráfico, señaló que en un mes de lucha era ésa la mayor movilización de solidaridad, que la lucha cambiaría a partir de ese día y que no recordaba en años de luchas obreras (fue secretario general de la comisión interna de Clarín y activista de la huelga de La Razón) una movilización similar a ésta, de miles de trabajadores para apoyar un conflicto obrero. Dijo que se estaba tomando en los hechos la tarea que abandonaron las centrales obreras y los sindicatos.


Luego, en el Correo Central, la marcha se topó con el discreto acto de Foecop y otros gremios por la gravísima situación de sus trabajadores. Un sector de los asistentes al acto nos invitó a hablar y pugnó hasta lograr que subiéramos al palco y saludáramos a los manifestantes mientras nuestra columna, engrosada por la llegada de nuevos activistas que salían de sus trabajos, rugía: «Unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode, se jode».


A esa altura teníamos ganada la tarde. Pero vino algo todavía tan importante como lo anterior. La Mesa del Bloque Piquetero ingresó al Ministerio de Trabajo acompañada por representantes de Brukman, de Zanón y de El Gráfico, donde se entregó un petitorio.


El Bloque Piquetero ha logrado canalizar luchas, cumplir el papel que abandonan los sindicatos, tanto la Uptba como el vestido y la Federación Ceramista. Ha dado un paso más en la dirección de la Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados. El próximo capítulo en este punto tendrá que ser un gran 1º de Mayo obrero, piquetero, de lucha, nacional por su extensión a todo el país e internacionalista por su contenido.

También te puede interesar:

Las divisas se consumen en pagos de deuda, pero esta sigue creciendo.
Gran acto del Partido Obrero frente al Banco Central rechazando el pago de la deuda externa al FMI y los acreedores.
El gobierno canceló unos 345 millones de dólares al organismo.
Cerraron las listas en medio de la crisis económica y sanitaria y una elecciones convulsivas. Panorama político de la semana.
El arranque de campaña del Frente de Todos.
Hay un stock récord de 11,2 millones de vacunas sin aplicar.