Intento de desalojo ilegal a familias en Barrio Cabildo de Córdoba

La policía y un hombre que dice ser dueño de una propiedad ubicada en Barrio Cabildo de la ciudad de Córdoba, intentaron sin ninguna orden judicial desalojar, el pasado 25/5, a un grupo de familias que ocupan un terreno en desuso -en un contexto en el que la crisis de vivienda en Córdoba se agudiza ante la imposibilidad de pagar los alquileres.


Una vez más, el gobierno provincial de Juan Schiaretti pretende resolver con represión lo que debería resolver políticamente con soluciones para las familias sin vivienda.


El operativo policial fue totalmente ilegal. Contó con cuatro móviles y diez policías de la seccional 18° de Barrio Cabildo, la misma fuerza que fue utilizada durante más de tres años para hostigar a las 150 familias del Polo Obrero que ocuparon tierras a pocas cuadras de esta nueva ocupación. En este operativo, fue apresada una de las  ocupantes, y luego se judicializó a una activista que se acercó a defender a las familias. La detención fue bajo la caratula de “violación de la cuarentena”.


La persona que reclama el lugar no presentó hasta el momento ningún papel que acredite su dominio de un terreno. Vale decir que el lote se había convertido en un basural hasta que un grupo de familias lo limpio y ocupó.


Aun no se ha visto la profundidad que tiene la crisis habitacional en el país. En Córdoba, antes de la Pandemia, alcanzaba a 300 mil familias, y eso cuando los y las compañeras trabajaban -en negro- y aún podían bancar un alquiler. Ahora, con la falta de trabajo, sostener un alquiler se hace imposible.


El programa de viviendas que ha anunciado Alberto Fernández no es más que una puesta en escena, y no plantea un impacto inmediato que genere miles de puestos de trabajo, ni tampoco un plan que se extienda progresivamente en el tiempo para dar soluciones habitacionales y laborales a las familias.


Es lo que planteamos desde el Polo Obrero, rechazamos este intento de desalojo de familias sin viviendas y sin trabajo.


Ante la profundización de la crisis sanitaria y social es necesario que se desarrolle un plan de viviendas populares, que dé soluciones reales para las familias y que genere puestos de trabajo genuino con salarios de convenio y un mínimo igual a la canasta familiar. Ello sobre la base de un impuesto a las grandes fortunas, y del no pago de la deuda, para poder destinar los recursos del país a dar solución a las familias trabajadoras.

También te puede interesar:

El secretario general del Soelsac deberá responder por los agravios realizados.
Subcontratados y con ingresos mínimos, vienen luchando durante todo el año y ahora deberán enfrentar una paritaria a la baja.
El hecho evidencia la complicidad de las autoridades y da cuenta de un régimen universitario en decadencia.
Una nueva actividad en defensa del 82 % móvil, por la devolución de la Caja, y contra el robo de los haberes jubilatorios.
Una acción fascistizante para amedrentar la lucha obrera por una nueva dirección en los sindicatos, y contra el ajuste.
Desde septiembre del 2018 se consiguió un aumento del 320%, un proceso de recuperación del salario de la mano de una conducción de lucha.