15/11/2002 | 729

Los vecinos de Soldati necesitamos un cuerpo de delegados

El barrio Soldati fue construido en los ‘70. Desde ese momento hasta la actualidad recibió muy poco mantenimiento, casi nulo, lo que provocó un acelerado deterioro de los edificios, en los cuales se han caído ascensores y existen pedazos de mampostería que están a punto de desprenderse sobre un pasillo por donde pasan muchos vecinos. El 9 de agosto de este año se aprobó en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires la ley 623 para la ref acción y mantenimiento de los monoblocks de Soldati. Esta ley plantea, en su primer artículo, que se declara al Complejo en emergencia habitacional. La ley anuncia la formación de una Comisión Técnica que estará integrada por una delegación de cinco vecinos, dos funcionarios de la CMV (Comisión Municipal de la Vivienda) y los diputados integrantes de la Comisión de la Vivienda de la Legislatura. Esta Comisión Técnica deberá normalizar el tema de la escrituración y el grave problema de los consorcios del Complejo, los cuales han desaparecido en gran parte porque la gente dejó de pagar las expensas debido a que, en su gran mayoría, o quedaron sin empleo o ganan menos de la mitad que hace 15 años.


Pero las comisiones técnicas no siempre fallan a favor de los vecinos. Por ejemplo, la que fue formada por la ley 77 (una ley de características similares a ésta) firmó un proyecto de escrituración que perjudica a los vecinos desocupados, ya que no plantea ninguna salida para ellos, lo cual lleva a que la mayoría sean desalojados.


Para nosotros es necesaria la organización de los vecinos en un cuerpo de delegados de los monoblocks, formado por un delegado por edificio, para luchar por un plan de refacción inmediata apoyándose en la presente ley y por un fondo especial de la CMV para refaccionar el barrio, ya que los vecinos no tienen los fondos necesarios. El gobierno, en vez de subsidiar a los usureros que se enriquecen en nuestro país, debe garantizar la seguridad de los vecinos, y si no pueden hacerlo, que se vayan.


En nuestra opinión, es necesario construir el cuerpo de delegados para luchar para que el gobierno, en base a las resoluciones de los vecinos, resuelva inmediatamente los tremendos problemas de Soldati.


 

También te puede interesar:

El gobierno estudia “elevarlo entre un 7 y 10%, sin ningún vínculo con las subas en alimentos y bienes de consumo masivo.
Los montos de indigencia de los programas son devorados por la inflación.
Para enfrentar el ajuste, la pobreza y la megaminería.
Cerraron las listas en medio de la crisis económica y sanitaria y una elecciones convulsivas. Panorama político de la semana.
El gobierno encabeza la caída con salarios públicos de hambre.