23/01/2003 | 788

Marcos Paz: No hay caso, son los métodos

Cerca de 200 compañeros de los planes de Jefes y Jefas con pagos atrasados, el 27 dijeron basta.


La fecha de cobro era a partir del 10 de diciembre, el municipio informó que el dinero estaría el 23. Ese día no se cobró y se resolvió ingresar a la Municipalidad esperando una respuesta favorable; el intendente en persona se comprometió ante más de 100 personas que el 27 cobraban.


El viernes 27 a las 10 horas, un pinche del municipio informa que se encuentran los listados con la gente que tiene que cobrar, que están los cheques, pero falta la orden de pago. Los empleados del banco mandaban a la gente a reclamar al municipio, diciendo que la orden de pago la debía mandar el intendente.


Los compañeros del Polo Obrero planteamos que el listado estaba. Que los cheques estaban. Y que si sólo faltaba la orden de pago, esperáramos la orden adentro del banco. Y fue así que más de 100 compañeros de los planes ingresaron al banco a esperar que le pagaran sus 150 patacones ese mismo día.


Los funcionarios y los pinches del municipio, la contadora y el gerente de banco iban y venían. «¿Quién está a cargo de esto?», preguntaba el gerente. «Casi 200 vecinos de los planes Jefes y Jefas que hasta el día de hoy no cobraron», le contestamos.


Sin dudarlo un minuto, otro grupo se dispuso a cortar la calle Sarmiento, frente al Banco Provincia.


Los medios de comunicación locales registraban los acontecimientos y se comunicaban con el jefe comunal pidiéndole respuestas. El intendente Enrique Salzmann, atrincherado en el municipio, con las puertas cerradas, desconocía por qué no estaba la orden de pago.


Aproximadamente a las 11:30 horas, el gerente nos comunica que la orden de pago ya estaba, que nos ordenáramos para comenzar a cobrar. El festejo fue emotivo, un gran triunfo de todos, compañeras llorando le agradecían a los compañeros del Polo Obrero el haber cobrado. A quienes les respondimos que esta lucha la ganamos porque tenemos una política y un método; el Polo Obrero es organización y lucha, es comprender en la realidad que vive y tomar conciencia que pertenecemos a una clase social que es la clase obrera (sea ocupada o desocupada) con un programa de salida para el conjunto de la sociedad.


Vecinos del barrio Don Rolando nos dieron direcciones y teléfonos para coordinar una reunión en su barrio. Esa misma tarde teníamos, en la asamblea de Santa Catalina, 11 compañeros del barrio El Zorzal que resolvieron incorporarse al Polo Obrero y realizar asambleas en su barrio con más vecinos.


La quiebra de los punteros en las barriadas, la crisis que padece el gobierno municipal y la superación de los prejuicios y temores en la propia lucha de los vecinos marcan la perspectiva de dar un salto en el desarrollo del Polo Obrero en Marcos Paz.


Marcos Paz no es una isla, la crisis de poder está presente allí y los trabajadores, los campesinos, los desocupados, la juventud, comerciantes y profesionales, todos debemos darle una salida.


Que se vaya Salzmann, que se vaya Duhalde, que se vayan todos.


Por una Asamblea Constituyente con poder.

También te puede interesar: