Multitudinaria marcha del movimiento piquetero en Rosario

Más de 4.000 compañeros de diferentes organizaciones piqueteras copamos las calles de Rosario denunciando el hambre, la miseria y el ajuste del gobierno provincial de Omar Perotti y del intendente del Frente Progresista Pablo Javkin.

En la movilización, que tuvo una alta repercusión mediática, reclamamos por la asistencia alimentaria para los comedores y para miles de familias que no cuentan con alimentos básicos y copas de leche. Denunciamos que el gobierno provincial y municipal no cumple con los acuerdos establecidos y avanza en un recorte de las partidas sociales mientras crece el hambre y la desocupación.

Desde las 9 de la mañana comenzamos con un corte en pleno centro de la ciudad de Rosario y nos movilizamos hasta el ministerio de Desarrollo Social. Fueron más de 10 horas de corte y piquete. El Polo Obrero aportó una combativa columna de 20 barrios de Rosario, pero también de San Lorenzo, Fray Luis Beltrán, Capitán Bermúdez, Baigorria, Villa Constitución, Villa Gobernador Gálvez y otras localidades. La columna del Polo impactó también por su masividad, aportando más de la mitad de la movilización que se organizó en conjunto con otras siete organizaciones.

La combatividad de la marcha expresó la bronca que crece en los barrios por la falta de mercadería y por la entrega de mercadería vencida y podrida como ocurrió en varios barrios de Rosario. Mientras los que gobiernan nos hunden en el hambre, desde el Polo Obrero y el movimiento piquetero independiente organizamos a pulmón cientos de comedores y copas de leche que son en muchos casos la única fuente de alimento para miles de familias.

 

La movilización fue recibida en Desarrollo Social por un cordón de infantería y con la amenaza de represión. Lejos de amedrentarnos, aumentó la bronca de los presentes, que, con cánticos y reclamos empezamos a rodear a la infantería exigiendo ser recibidos por las autoridades provinciales.

Nos movilizamos porque la gota que rebalsó en los barrios fue que en estos últimos meses el Ministerio de Desarrollo Social provincial empezó a mandar mercadería vencida a nuestros comedores y copa de leche. Para colmo no venía respetando la conquista de módulos de comida para garantizar nuestros comedores y copa de leche que habíamos logrados tras el piquete que realizamos en abril en el Ministerio de Desarrollo Social.

Luego de horas de piquete y de quema de cubiertas los funcionarios tuvieron que acceder a recibir a los referentes de las organizaciones convocantes, lo que fue vivido como un triunfo de la combativa movilización. En la reunión que mantuvimos los funcionarios se excusaron de que carecen de los fondos para dar respuesta a nuestros reclamos pese a que Santa Fe es la provincia de los grandes grupos sojeros, de las aceiteras, de donde sale el 80% de de las exportaciones del país.

Organización piquetera para quebrar el ajuste

La propuesta que nos hicieron fue la entrega de 1.000 módulos alimentarios y el cumplimiento de los acuerdos preexistentes, cuestión que fue rechazada por insuficiente. La semana que viene tendremos una reunión con representantes de Nación, Provincia y Ciudad para darle continuidad al reclamo y ya hemos resuelto entre las organizaciones convocantes realizar nuevas medidas de lucha, como una jornada de cortes de calles, rutas, acampes y movilizaciones hasta obtener la comida que escasea en los barrios.

La movilización piquetera de ayer llamó la atención de los medios locales porque el hambre crece notoriamente en toda la provincia, en medio de la carrera electoral del gobierno y oposición, quienes nos han llevado a esta catástrofe. Reforcemos la unidad en las calles del movimiento piquetero independiente fundamental a la hora de frenar el ajuste del gobierno.

     

También te puede interesar:

Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La jornada nacional de lucha reafirma las necesidades urgentes insatisfechas por el gobierno de Alberto Fernández.