Neuquén: sin agua potable ni alimentos, la cuarentena es un calvario

La grave situación que están pasando las familias de la Toma Casimiro Gómez.

Los vecinos y vecinas de la Toma de Casimiro Gómez es están transcurriendo una cuarentena en condiciones sociales muy difíciles. La legisladora Patricia Jure del PO-FIT les llevó módulos alimentarios que la Legislatura les entregó a cada diputado provincial. En el caso de Jure, estos módulos fueron a unos de los sectores sociales más golpeado por la crisis sanitaria.


Ante los vecinos, Patricia señaló: “Estamos aquí porque somos parte de una clase trabajadora que está soportando las consecuencias sociales del coronavirus. La clase capitalista de este país, a través de despidos y rebajas salariales, pretende presionar por el fin de la cuarentena para retomar todas las tareas de producción y servicio sin que se haya al pico de los contagios, poniendo en peligro la salud de la población”.


La extensión de la cuarentena repercute en el crecimiento de la carestía, el hambre, y la falta de recursos. Las medidas oficiales son insuficientes, porque se combina la imposibilidad de salir a trabajar con la suba en los alimentos.




Los vecinos de la toma están abandonados por las autoridades. No pueden subir agua potable, ni alimentos. Desarrollo Social no los asiste por estar en la toma. Es decir, una situación insoportable. Reclamamos de manera urgente los alimentos y el agua potable para las miles de familias que lo necesitan. Por eso, el viernes volvemos a Desarrollo Social porque hace una semana que se hicieron anuncios oficiales y aun no se ejecutan. 



 



 

También te puede interesar:

Caminata y acto en el barrio Uriburu con el Polo Obrero y el Partido Obrero.
La izquierda renueva su banca en el Concejo Deliberante y sale reforzada.
Se abstuvo un tercio del padrón en el sindicato de Neuquén, Río Negro y La Pampa.
Encabeza la lista de concejales del Frente de Izquierda- Unidad en Neuquén capital.