21/04/2011 | 1173

Ninguna baja para disciplinar trabajadores precarios

Abajo la cooptación de los municipios y el gobierno nacional
Por Corresponsal Ezequiel de Tigre

En febrero vivimos el intento de dar de baja a más de 18 mil planes Argentina Trabaja (AT) en la provincia de Buenos Aires. Esta maniobra fracasó gracias a la organización de los compañeros precarizados y la coordinación de un plan de lucha de diversas organizaciones. El ministerio de Alicia Kirchner -junto a sus alcahuetes del Movimiento Evita- es el que dispone de las altas y las bajas en toda la provincia. Sus aprietes están agudizando la crisis política con los municipios.

En el caso del municipio de Malvinas Argentinas, el intendente Cariglino cuenta con una extensa red de punteros. Cariglino reclama ahora que todos los trabajadores de AT que cumplan tareas en su municipio pasen a la etapa municipal y se les otorgue el beneficio de las altas por bajas. Es una clara disputa por el control del plan en vísperas de las elecciones.

Lo llamativo es la adhesión de Barrios de Pie, MST, CTD Aníbal Verón y CCC al planteo de Cariglino: dicen en un comunicado (…) «solicitamos que nuestros compañeros beneficiarios de este programa (AT), en etapa provincial, pasen a depender administrativamente del municipio de Malvinas Argentinas (…) solicitamos la apertura de altas por bajas en dicho programa -Argentina Trabaja-, de los beneficiarios que no trabajan y perjudican el desarrollo del programa (…)».

En la disputa por el control del AT, estas corrientes se ubican en el campo de Cariglino (duhaldista) en «oposición» al gobierno nacional; tal es así que el propio municipio público el comunicado en el sitio web oficial (www.malvinasargentinas.gov.ar) El programa de altas por bajas significa que las organizaciones supervisan el trabajo de compañeros, incluyendo la posibilidad de despidos. Pero si hay compañeros que no asisten al trabajo, es porque el Estado no tiene un plan de obras que incluya al conjunto de la mano de obra disponible. Si faltan compañeros para cumplir con una obra proyectada, se debe incorporar a los miles que han quedado afuera. El programa de altas por bajas no brinda ninguna perspectiva a los compañeros que hoy trabajan por un salario de 1.200 pesos sin aguinaldo, obra social, jubilación, ropa ni herramientas.

El Polo Obrero lucha por el pase a planta permanente y la estabilidad laboral de todos los trabajadores de AT, y en este camino reclamamos: nadie por debajo del salario mínimo, paritarias ya, vacaciones, aguinaldo, seguro de trabajo y obra social, ropa y herramientas. Este es el único programa que nos permitirá terminar con la tercerización que el propio Estado ejerce.

Convocamos a todas las organizaciones de lucha a trabajar en esta perspectiva.

En esta nota

También te puede interesar:

Luego de un gran piquetazo nacional protagonizado por varias organizaciones, con más de 10 mil compañeros en la calle, está planteado continuar con un plan de lucha