11/09/2008 | 1054

No se puede seguir postergando el reclamo de los trabajadores desocupados

El 11 ganamos las calles contra el hambre, la inflación y la persecución a los luchadores

El Ministerio de Trabajo se había comprometido, el 12 de agosto, a tratar el aumento de los planes sociales para desocupados y citar a las organizaciones que nos movilizamos ese día a discutir el punto con la Secretaría de Empleo, después de elevar al Consejo de Salario Mínimo el reclamo de llevar el monto de los 150 pesos en que están congelados hace una década al costo de la canasta alimentaria, 650 pesos.

Esta reunión sigue sin realizarse. Hoy, lunes 8 de septiembre, a1 mes del compromiso de tratar el punto, la delegación de desocupados que se presentó en el ministerio no ha recibido respuesta alguna. Mientras la inflación y la parálisis económica refuerza el hambre, el gobierno bicicletea a los representantes de los más humildes.

Contrasta esta pasividad con el entusiasmo con el que el gobierno busca tratar de levantarse de su disgregación «ganándose la confianza de los mercados» pagando peso sobre peso de la deuda del Club de París, rescatando bonos y rescatando a las vaciadoras como Marsans. La orientación del gobierno esta en las antípodas de cualquier necesidad popular. Esto se ve en las acciones de estos últimos días, todas las cuales repudiamos, las detenciones en Merlo, las de 10 trabajadores estatales en Córdoba y las acusaciones del Ministro Fernandez a organizaciones de lucha.

Lo urgente es el hambre, nueva jornada del plan de lucha el jueves 11 de Septiembre

El hambre y el descalabro de la salud y las condiciones de vida en los barrios populares no se pueden hacer esperar más. El movimiento piquetero, que se viene movilizando desde el 26 de junio en el Puente Pueyrredón, el 7 de julio en la carpa en la plaza de Mayo que fue reprimida por la Policía Federal y en otras jornadas, sale nuevamente a las calles en todo el país este jueves.

Nos movilizaremos a los gobiernos municipales y provinciales en más de 40 puntos en todo el país con un programa para terminar con el hambre y la miseria.

Aumento inmediato de los planes sociales a 650 pesos y universalización.

Trabajo: que se ponga en marcha la obra pública y un plan de vivienda para todos y se destinen puestos de trabajo para los desocupados. Blanqueo laboral general. Pase a planta permanente de los planes sociales. Derogación del negrero estatuto del peón rural.

Salario Mínimo, Vital y Móvil igual a la canasta familiar para los trabajadores del campo y la ciudad. 82% móvil para los jubilados sin atadura a la recaudación fiscal. Reapertura de las paritarias ¡ya! No a los topes del gobierno y la burocracia.

Tierra y Vivienda: Plan de vivienda accesible para todas las familias trabajadoras. Titularización y servicios para todos los asentamientos.

Salud: Pleno funcionamiento de todos los hospitales y salas de salud, mediante la triplicación del presupuesto sanitario, para nombramientos, salarios e insumos.

Garantizar  alimentos y energía para todos. Derogación del IVA en los productos de primera necesidad. Restitución de todos los comedores escolares y asignación mínima de $ 8 por comensal. Garrafa social a $ 10.

Exención de pago de servicios para desocupados o trabajadores por debajo de la línea de pobreza.

Basta de represión y persecución. Libertad a los presos. Desprocesamiento de los 4000 luchadores populares. Aparición con vida de Julio Lopez.

Polo Obrero, Bloque Piquetero Nacional (FTC/M 29 de Mayo, MTR, UTL, MTR 12 de Abril, MBL, TODU, UTD Neuquén, MTR La Dignidad), ATV, COD (EOP, MIDO, CUBa-MTR), FUBADEYO, PCT, FTC Nacional

También te puede interesar:

La desidia y negligencia del gobierno está matando a los trabajadores.
Luego de la jornada de protesta fueron recibidos por el gobierno.
La burocracia sindical y las organizaciones sociales integradas al Estado acuerdan por las migajas y encubren el ajuste.
Una política de confiscación del salario y jubilaciones.
Sin salario, con hambre y con frio, no hay cuarentena.
El gobierno le suelta la mano a quienes más lo necesitan.