Fue confirmado oficialmente por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires el pago en «patacones» de los subsidios del Plan Barrios bonaerense. Denunciamos una nueva violación de la ley por parte del gobierno de Ruckauf aplicando el ajuste a subsidios que apenas son de subsistencia. Como siempre, se dice una cosa, se hace otra… Un trabajador desocupado, con subsidio de cinco pesos diarios para toda su familia, no podrá usar esos patacones para cargar nafta, pagar el celular, el gas, el teléfono, los servicios cloacales o de agua. Primero porque no los tiene y segundo porque no le alcanza… Gasta esos cinco pesos diarios en viajes en colectivo o tren, compras de alimentos elementales como pan, leche, fideos… y en el almacén del barrio… Como muchos argentinos se darán cuenta, los desocupados no paseamos por Jumbo, Carrefour, Norte, Auchan o Wal Mart… que «aceptarían» hasta un 30% de los pagos en patacones. Pero si así fuera: el 30% de 5 pesos es 1,50 pesos. ¿De dónde sacamos los 3,50 pesos que nos faltan?


¿Alguien oyó hablar al gobernador de pagar los subsidios a las concesionarias de peajes provinciales, los servicios de teléfono, gas, electricidad, etc. que consume la provincia en patacones, por ejemplo? ¿Y la propaganda en los medios de comunicación? ¿Y la deuda pública con los bancos extranjeros? Para los desocupados: palos, ajuste y patacones. Para los poderosos: subsidios, mayores ganancias y más y más y más dólares. Seguiremos luchando por: trabajo, salud, educación, dignidad y un cambio social.

También te puede interesar:

Las Juntas Internas realizaron una radio abierta frente al Ministerio de Economía y entregaron una carta a Alberto Fernández.
¿Qué dice el proyecto de ley del gobierno para las clases presenciales? 
A propósito de las críticas de Pérsico y Grabois a la ampliación de la Tarjeta Alimentar.
Organicemos asambleas no docentes como para sumarnos a las y los docentes de AGD UBA que están en un plan de lucha por el salario.
El gobierno festeja haber alcanzado el déficit fiscal más bajo en seis años.