03/06/2004 | 853

Solidaridad con la toma de Avellaneda

Por Jacyn

Ciento cuarenta familias, organizadas en distintos movimientos piqueteros, han ocupado un predio municipal en Avellaneda para construir allí sus viviendas. Gran parte de estas familias vienen de Villa Inflamable, en Dock Sud, donde estaban condenadas a morir envenenadas por contaminación del medio ambiente. Mientras el Municipio se debate en una hipotética relocalización del Polo Petroquímico en diez años, estas familias han decidido hacer lo que ningún intendente ha siquiera intentado: reubicarse en un lugar donde les sea posible desarrollar una vida normal.


Lo que ofrece el intendente es… represión. Radicó la denuncia ante la fiscalía de Lomas y hasta llamó por la prensa al desalojo. Sus punteros se han abocado a hostilizar y agredir permanentemente a estos compañeros.


El Polo Obrero se solidariza con los ocupantes del predio y rechaza cualquier intento de desalojo. Hacemos cargo al intendente Baldomero Alvarez de Olivera por la integridad física de las mujeres, hombres y chicos que se han instalado allí. ¡Pan, trabajo y vivienda para todos!


 

También te puede interesar:

Redoblemos la movilización popular para derrotar los negociados de la especulación inmobiliaria.
Amenazas con armas de fuego, abuso sexual y renuncia de su defensor.
El Municipio como agente de la especulación inmobiliaria.
Los colegios de corredores mantienen una guerra con la firma Remax y sus franquicias precarizadas.
Los legisladores del PO-FITU, Gabriel Solano y Amanda Martín, se pronunciaron en contra de aprobar estos proyectos exprés en la Legislatura.