Un triunfo de la lucha en Córdoba: regularización de títulos y urbanización de asentamientos

En defensa de las nuevas ocupaciones, seguimos en el reclamo por la tierra y la vivienda.

El Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba aprobó finalmente la ordenanza que crea el Régimen de Excepciones para la Regularización Dominial de loteos sociales preexistentes al 31 de octubre de 2015. La misma dispone el saneamiento de títulos de casi 12.000 familias de la ciudad que luego podrán acceder al trámite de la escritura. Asimismo, prevé la urbanización de villas de emergencia y loteos con o sin planes de vivienda ejecutados total o parcialmente que no cuenten con fines de lucro.

La ordenanza se aprueba luego de años de lucha y organización de miles de familias, que en reclamo al derecho a la vivienda se lanzaron a las ocupaciones de tierra poniendo en pie asentamientos precarios donde pudieron encontrar un espacio para vivir. Durante años sufrieron el ataque estatal que les niega el acceso a servicios esenciales como el agua, la luz, el gas; incluso enfrentando permanentemente intentos de desalojo y el amedrentamiento policial digitado desde los gobiernos provincial y municipal.

La aprobación de esta ordenanza es, sin dudas, un triunfo de la persistencia y firmeza de estas familias, que con el correr del tiempo les han ido arrancando derechos parciales a los gobiernos. Sin embargo, es necesario advertir que se trata de una medida parcial, que reconoce el derecho de las ocupaciones previas al 2015. Vale recordar que en la provincia de Córdoba son más de 300.000 familias las que carecen de vivienda propia, y unas 120.000 se concentran en la ciudad capitalina. Esta situación, agravada por la pandemia, ha impulsado nueva oleada con más de 20 ocupaciones de tierras en toda la provincia.El avance que se le ha impuesto al gobierno es un gran impulso para la lucha de las familias de las nuevas ocupaciones.

Con la aprobación de la ordenanza el gobierno municipal de Martín Llaryora admite la urgencia y vigencia del reclamo por el derecho a la vivienda, producto de un déficit habitacional que golpea duramente contra las familias trabajadoras. Pero su aprobación contrasta con la política del gobierno provincial y municipal dirigida hacia las nuevas ocupaciones. Estos asentamientos, encabezados en su gran mayoría por mujeres trabajadoras jefas de familia que buscan un techo para sus hijes, sufren periódicamente amenazas de desalojos, amedrentamiento policial, incluso intentos de judicialización e imputación a las familias ocupantes.

Esta nueva disposición no puede ocultar la orientación social que el gobernador Juan Schiaretti y los gobiernos municipales de Mestre -antes- y Llaryora ahora, siguen en materia de viviendas. La ciudad de Córdoba y el gran Córdoba son centros de la especulación inmobiliaria; las grandes constructoras han avanzado en el acaparamiento del suelo urbano con el respaldo del Estado, quien no solo les ofrece facilidades en materia impositiva, sino que ha sido incapaz de hacer cumplir con el banco de tierras municipal que lleva aprobado más de una década.

El avance que implica la regularización y urbanización de asentamientos y villas de emergencia refuerza el camino de lucha y organización que desarrolla el Polo Obrero y el movimiento piquetero independiente por el derecho a la vivienda. Es en este sentido que el Polo Obrero ha lanzado un empadronamiento, que junto con la defensa activa de las ocupaciones apunta a organizar a las barriadas populares en torno a este derecho.

Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda, en las calles y el Concejo bregamos por la defensa incondicional del derecho a la vivienda, por la efectiva implementación de un banco de tierras municipal bajo control de vecinos y organizaciones sociales, y por un plan de viviendas populares que dé respuesta al déficit habitacional de manera integral y promueva la creación trabajo genuino.

También te puede interesar:

Sobre las declaraciones fascistoides de Patricia de Ferrari y la reacción del oficialismo.
A propósito del caso Etchevehere. Farsa y realidad.
El decanato no da respuestas a la grave situación de la materia troncal Psicopatología 1.
Se habrían detectado cambios en el PH del agua. Urge una reforestación y el control popular del uso del suelo.