fbnoscript
19 de mayo de 2005 | #900

Pepsico: Fracaso de la burocracia

El pasado 13 de mayo, un frente único entre la burocracia y la empresa impuso una nueva interna en Pepsico. Sobre 480 trabajadores votaron 60: lo hicieron a la “lista única” (Verde) presentada por la burocracia. La burocracia había impugnado la lista representativa de los actuales delegados, opositores a la conducción de Daer en el Sindicato de la Alimentación (Stia) y parte integrante de la lista Celeste y Blanca en la seccional.

La burocracia armó junto a la patronal un virtual estado de sitio en la planta. Los gerentes y jefes conminaron a los trabajadores a votar, y lo mismo hicieron los emisarios de la burocracia —algunos recientemente ingresados a la fábrica. La empresa hizo votar a los contratados (que aportan el 2% del sueldo) en su propio beneficio: los gerentes se dedicaron a apretarlos para que fueran a votar a la Lista Verde. Una patota de la burocracia completó la “faena” con otras burocracias. El Ministerio de Trabajo actuó como cómplice de esta operación al punto de impedir el ingreso de un escribano traído por la oposición, para que dejara constancia de lo que estaba ocurriendo.

A pesar de todas estas maniobras y de la patoteada, sólo una minoría fue a votar. El turno noche no votó y muy pocos lo hicieron del turno tarde. La fábrica está en pie.

En este momento está circulando un petitorio que impugna las elecciones truchas y reclama un llamado a elecciones con la intervención de la Lista Celeste y Blanca. Este petitorio, al momento de escribirse esta nota, había reunido más de 250 firmas (el petitorio tiene más firmas que los votos registrados en la elección trucha).

Qué todas las CI de la Alimentación se movilicen.

No a la proscripción de la Celeste y Blanca.

Por nuevas elecciones en Pepsico.

Fuera Daer.

Compartir

Comentarios