fbnoscript
26 de mayo de 2005 | #901

Diario de Campaña X

Crecemos y crecemos

La Matanza sola vale una campaña electoral. Allí estuvimos de nuevo, empezando por Radio K de Catán (que no tiene nada que ver con la otra K), donde en una hora y media de programa en vivo repasamos todos los temas: las luchas obreras, la descomposición del PJ, el plebiscito trucho de Kirchner basado en el voto a cada mafia provincial y a Balestrini en La Matanza, la brutal condición social del distrito con un 50% por debajo de la línea de pobreza, con 800.000 personas sin cloacas y el 45% del distrito sacando agua contaminada de la primera napa.

Hablamos de la vuelta de los piquetes masivos que expresan la quiebra del férreo Consejo Consultivo de Balestrini. Del crecimiento del Polo Obrero matancero, de su ingreso al asentamiento 22 de Enero (el más grande, con 25.000 habitantes), de su extensión hasta el Kilómetro 47, de su lucha por la salita de Giardino en Catán y tantos otros barrios, de su denuncia de las cooperativas de trabajo en negro de las obras públicas del distrito.

Denunciamos la entrega del Suteba a Solá y a Kirchner; de la reivindicación de los 700 de básico, un tema que no debaten las “primeras damas” del PJ. También apoyamos la lucha salarial de las dos plantas gráficas matanceras de Interpack y en particular el desafío de dos cooperativas de gestión obrera de la zona, Yaguané y La Foresta, que carecen de todo apoyo estatal, una ahogada por las deudas de la quiebra, la otra por falta de expropiación.

Estos, y otros tantos temas, fueron parte de sucesivas asambleas en dos sectores de barrio Conet, El Tambo, Santa Clara y 12 de Octubre. Todo durante siete horas y media ininterrumpidas, al otro día del piquete de 24 horas. Pero allí estaba reunida la vanguardia del Polo y el Partido de estos lugares, presta al debate político, con nuevos sectores en todos los casos, compañeros emigrados del MTR, del Futrade y recuperados de Barrios de Pie. Sólo se habló del problema político, de la necesidad del partido de los trabajadores, del carácter del frente de izquierda que proponemos, de la necesidad de patear los barrios para derrotar a los punteros.

Las paredes de Santa Clara estaban copadas por la leyenda “Pitrola al Congreso”. Los compañeros provenientes del abstencionismo y del apartidismo son los más apurados por pasar a la lucha política. En este mismo barrio, compartimos el dolor y la fuerza de toda una familia que perdió a un joven, también del Polo, que se quitó la vida: Juan Carlos Soto. Una víctima del sistema, de la dramática situación de la juventud explotada. Su familia proviene de Villa Angela, Chaco, que lo honrará con la lucha y se propone para abrir el Polo también en aquella localidad.

Quedaron para otra oportunidad una asamblea con los obreros de La Foresta, y más y más barrios de los casi 40 que ya pisan el Polo y el Partido Obrero matanceros.

En el suroeste del interior bonaerense

Pigüé, Carué, Lamadrid, Coronel Suárez. En el micro debatí con un destacado activista de Darragueira, distrito de Puán, y a partir del trabajo de Lamadrid nos hemos propuesto abrir Laprida, donde tenemos simpatizantes del PO.

La salida mediática transformó la gira en suceso político. No faltó prácticamente ningún medio.

En Pigüé fuimos al canal de TV e hicimos conferencia con las radios. Allí se acercó un ex militante socialista, hoy simpatizante del Partido Obrero, que acudió espontáneamente y nos abre una futura reunión con nuevas relaciones. Visitamos la cooperativa ex Gatic, charlamos con directivos y obreros y difundimos un apoyo político a su lucha, que ya tiene historia, porque fue la abogada bahiense del PO quien defendió a los obreros, apoyados también desde el PO de Coronel Suárez.

En Carué, rueda de prensa con dos canales, radios, dos semanarios y después un reportaje radial en vivo. Allí impulsamos a los obreros de una celulosa que buscan reabrirla bajo gestión obrera. La quiebra industrial de toda la zona no ha sido revertida, y la reactivación agraria se basa en el trabajo en negro por importes miserables: un joven reúne en la durísima esquila, de sol a sol, por un breve período del año, 400 pesos en 20 días o un mes.

La llegada a Lamadrid fue con un marco masivo. La conferencia de prensa tuvo como público a parte de los 70 compañeros que compondrían una hora después el acto en el Club de Pesca. El alcance del acto y la actividad del Polo Obrero lo midió la presencia de directivos del Sindicato Municipal. Marita Canteros, que llegó junto al secretario adjunto, intervino planteando las reivindicaciones y su frustración con el PJ. El impacto de la actividad del Polo en el PJ local es tal que se acercó a escuchar el acto un ex intendente. Quedó planteada una vasta campaña electoral, la lista, y un curso de formación para dotar de elementos a todo un grupo, varios de ellos jóvenes, dispuestos a meterle pata a la construcción del PO y de la alternativa política obrera y socialista en el distrito. Con un simpatizante de Laprida, se hizo el plan para la localidad vecina. Los municipales nos ofrecieron el sindicato para futuras actividades.

En Suárez, el plan de prensa fue demoledor, y me quedé con la impresión, después de todo un día de recorrer la localidad, de que ningún poblador se quedó sin escucharme a mí y en varios casos al dirigente local Rubén Allende. Es que la novedad fue que no hicimos rueda de prensa sino visitas a cinco programas en vivo, al diario que sale tres veces por semana y al canal que, por supuesto, nos sacó como primera nota del noticiero. Visitamos compañeros en Colonia 3, a unos kilómetros y, por fin al acto en el Sindicato de Luz y Fuerza, con unos 40 compañeros.

Un enorme debate político en esta localidad donde el PO es ya una realidad instalada, alrededor del carácter flexibilizador de la reactivación de Indular, la ex Gatic, hoy de Gotelli, mediante unos 600 compañeros que están “tercerizados”, autoexplotándose en microemprendimientos que reemplazan una cantidad de secciones de la fábrica. Un verdadero fraude laboral que denunciamos y desarrollaremos en la campaña electoral, plan teando la organización de estos trabajadores encubiertos de Indular.

Otra vez, también en esta localidad, la cuestión municipal. Aquí con una lista en formación que tiene todas las posibilidades de barrer con la burocracia, absolutamente podrida y desprestigiada. La condición es formar una agrupación clasista que siente las bases programáticas de la recuperación del sindicato, no para una burocracia sustituta de carácter asistencialista como pretenden algunos centroizquierdistas, sino para un sindicato bajo soberanía de la asamblea general y el cuerpo de delegados que la actual burocracia disolvió.

La lucha municipal contra la miseria de salarios que oscilan en la mayoría de los municipios entre 400 y 500 pesos, es explosiva, se extiende como una mancha de aceite: Tandil, Punta Alta, Ituzaingó, Marcos Paz, General Rodríguez, Quilmes. Se advierte como un frente estratégico en cada localidad, por donde estalla el ajuste fondomonetarista de la provincia y del país en su conjunto. Muy cerquita de los municipales en lucha por aumento, están los planes con contraprestación en los municipios. La agitación del Partido ayudará a esa lucha y a superar las trabas de la burocracia sindical. Por asambleas, en todos los municipios, formación de cuerpos de delegados y un pliego que contemple la canasta familiar.

En los reportajes estuvo presente el juicio político a Solá, por la autoventa millonaria del ministro Rivara. No faltó la pregunta periodística de si la división del PJ no obedece a la ambición hegemónica de ganar la mayoría y la minoría. Por favor, se están sacando los ojos, salen los trapos al sol, emerge la corrupción y el empantanamiento del gobierno pejotista. La burguesía pretende detener la puja para evitar un debate de fondo, pero no se detiene, y seguirá aunque lleguen a un arreglo de lista común.

Saldo positivo, 100%. Ahora, a formar las listas distritales en el marco de una agitación política provincial que haga que la campaña no cese.

Compartir

Comentarios