fbnoscript
19 de septiembre de 2013 | #1286

Milagros González, víctima de una red de trata y del Estado

Milagros González desapareció el 16 de marzo de la plaza de Burzaco. A partir de ese instante, comenzó la búsqueda desesperada de su madre Silvia y de toda la familia, enfrentando la desidia y el maltrato de los funcionarios policiales de la comisaría segunda de Burzaco.

Diez días después de su desaparición, Milagros logró escaparse de un prostíbulo donde la esclavizaban sexualmente. Entonces comenzó su segunda victimización: el Estado, responsable de que Milagros no sufra esto, la encerró en un psiquiátrico, orden judicial mediante.

Para encubrir su propia responsabilidad, los funcionarios acusan a la familia de la víctima por incompetencia. La misma postura sostuvo desde el Tribunal 6 de Familia de Lomas de Zamora. Insinúan que Milagros fue víctima de este delito porque la familia es pobre, la solución que dieron fue encerrarla en un loquero. Hubo una lucha tenaz contra esta injusticia, movilización y corte de calles en Almirante Brown, reclamando que el Estado debe garantizar los elementos necesarios para que Milagros vuelva con su familia. Gracias a esta lucha, junto a la comisión formada de mujeres contra la trata en Almirante Brown, se consiguieron todos los requisitos indispensables para que Milagros retorne con su familia y deje el claustro donde la mandó la Justicia de Lomas. El martes 17 recuperaría la libertad (!!!), volvería a su casa y a la escuela. Es un gran triunfo, pero ahora queda otra dura tarea: desarmar la red de trata de personas que actúa en Almirante Brown y la zona sur del conurbano; la complicidad de la mafia policial y el encubrimiento que presta el Estado convierten al esclarecimiento de estos delitos en una difícil tarea.

• Justicia para Milagros González.

• Castigo a todos los responsables materiales, intelectuales y encubridores del secuestro, la explotación sexual, y las torturas sufridas por Milagros.

• Aparición con vida de Ailén López, desaparecida hace más de siete meses en la zona de Almirante Brown.

• Desmantelamiento de todas las redes de trata, cárcel a los proxenetas, e incautación de sus bienes.

Sin la complicidad del Estado, no hay impunidad ni esclavitud sexual.

Compartir

Comentarios