fbnoscript
9 de octubre de 2014 | #1335

ENFERMERAS DE LA CIUDAD

"Vamos a llevar nuestra lucha por las 6 horas"

Entrevistamos a Rosa Serantes y Silvia Jara, enfermeras de la Maternidad Sardá (Caba), que se están organizando junto a sus compañeras y al Plenario de Trabajadoras para viajar al XXIX Encuentro de Mujeres.
 
-¿Con qué expectativas 
viajan al Encuentro de Salta?
-Vamos a escuchar qué les pasa a otras mujeres, desde el contexto social y de salud. Como enfermeras, queremos conocer la realidad de otras instituciones y lugares. Pero también vamos a llevar al Encuentro nuestra lucha por las 6 horas para enfermería. Porque la mayoría de las enfermeras somos mujeres y nuestra labor no termina en el hospital: seguimos en nuestros hogares, y muchas compañeras son el único sostén de familia, porque sus maridos están desocupados o porque somos mamás solteras. El proyecto de las 6 horas de enfermería, que contempla entre otras cosas que el salario sea igual a la canasta familiar para las enfermeras, es especialmente importante.
 
-Cómo ven los problemas 
de las mujeres desde la 
maternidad donde trabajan? 
-Trabajamos con mujeres a las que muchas veces se avasalla en sus derechos, incluso desde el mismo sistema de salud. En obstetricia, por ejemplo, cuando la madre es atendida en una sala périferica, al cumplirse las 35 semanas gestacionales deben pasar al hospital de cabecera, quedando así librada a un destino de atención incierta. Si la madre está con trabajo de parto y no hay lugar allí donde se atendió, se la manda a que busque por sus propios medios un lugar de internación: el sistema de salud no se hace cargo. En los dos casos, correspondería exigir la derivación con ambulancia.
 
-¿Qué opinan de la lucha
por el derecho al aborto legal,
seguro y gratuito?
-Un gran tema. Las mujeres llegan al hospital en estado de abandono, ya infectadas o con procedimientos invasivos, porque los abortos clandestinos están teniendo consecuencias graves. Si bien en la Sardá no se expone a la paciente a una denuncia, es claro que, si se legalizara, tendríamos menor tasa de infecciones, isterectomias y, lo que es más triste, menos mortandad de adolescentes o incluso madres. 
 
-¿Cómo fue que se 
organizaron para viajar?
-Participar del Encuentro es parte de nuestra organización como trabajadoras. Se suma a la lucha por las seis horas de trabajo. A partir de estas iniciativas, estamos armando una seccional de ATE en la Sardá. En este momento, se está escribiendo un nuevo capítulo en la historia de la enfermería, y esto nace de una imperiosa necesidad de reconocimiento y justicia hacia el trabajador, que reclamamos sea acompañada por los sindicatos.

Compartir

Comentarios