fbnoscript
1 de octubre de 2015 | #1383

Juicio por Paola Acosta: exigimos perpetua al femicida

A días de cumplirse un año de la desaparición de Paola Acosta y su hija Martina, el 23 de septiembre comenzó el juicio a su asesino, Gonzalo Lizarralde. El femicidio de Paola es, sin duda, el caso más emblemático de la provincia, por las circunstancias en que fue hallada sin vida, a tres días de su desaparición, en una alcantarilla, junto a su pequeña hija Martina -que sobrevivió al ataque-; pero también porque expuso por completo el desamparo al que son sometidas cotidianamente miles de mujeres en la provincia cuando recurren al Estado y su aparato judicial en reclamo de sus derechos.
 
En este caso, un largo derrotero en los tribunales de familia para conseguir una cuota alimentaria y la obra social para su hija, finalmente le costó la vida a Paola. La policía y los fiscales que se negaron a recibir la denuncia y rehusaron la búsqueda inmediata, ante el pedido desesperado de familiares y amigos, confirmaron una vez más el desamparo estatal.
 
Sin embargo, la desgarradora situación no nubló la necesidad de la movilización para lograr justicia por Paola. Así lo entendió la familia desde el minuto cero. Las enormes jornadas de #NiUnaMenos desplegadas en toda la provincia y el país fueron la expresión más clara de la conclusión colectiva de esta necesidad de lucha por parte de la población ante el avance imparable de los femicidios.
 
El juicio, que mantiene en vilo al movimiento de mujeres y a toda la población de la provincia, se desarrolla al calor de este gran proceso de organización. Por ello, con el mismo método implacable de la movilización y mediante la concentración permanente frente a Tribunales, acompañamos la lucha tenaz de su familia y nos preparamos para la sentencia, para lograr la condena a perpetua al femicida, que será, además de un acto de justicia para la familia, una gran paso para los miles que nos movilizamos contra la violencia de género, y levantará con más fuerza la agenda de la mujer trabajadora. La movilización también enfrentará las tentativas de impunidad del Estado capitalista, primer violento contra la mujer y primer enemigo de la organización de las mujeres.
 
Asimismo, ante el entramado de responsabilidades estatales que desencadenaron la muerte de Paola y la ola de femicidios que azota la provincia, llamamos a redoblar la organización y la lucha para terminar con todas las formas de violencia hacia la mujer.
 
El Plenario de Trabajadoras ha lanzado una verdadera campaña en este sentido, de cara al Encuentro Nacional de la Mujer en Mar del Plata.

En esta nota:

Compartir

Comentarios