fbnoscript
8 de octubre de 2015 | #1384

Justicia para Noemí Maliqueo

El Estado es responsable. #NiUnaMenos

El 19 de septiembre, Noemí Maliqueo, una joven estudiante de 21 años, recibió un disparo en la cabeza de manos de su pareja. Luego de agonizar en el hospital falleció el martes 22, sumando el cuarto caso de femicidio en 2015 y el décimo en un año.

La muerte de Noemí expuso como nunca la responsabilidad del Estado.

El hombre tiene al menos dos fugas del penal de Roca, en septiembre de 2002 y 2007. Otra vez "zafó" por apuñalar a una mujer en Bahía Blanca, confirman los informes periodísticos.

Se agrega, además, que Roberto Marcelo Valdez (alias "Resorte") contaba con otras dos identidades falsas: Maximiliano Ortiz y Omar Campos, y está vinculado con el narcotráfico.

Solamente con la complicidad del Estado, la Justicia y la policía puede explicarse que Roberto Marcelo Valdez haya podido estar prófugo y llegar a la vida de Noemí, para finalmente arrebatársela.

En medio de la conmoción, la familia de Noemí decidió llamar a una movilización. Gabriela Suppicich (Partido Obrero), diputada del Frente de Izquierda, se puso a disposición en el reclamo por justicia.

Desde el Plenario de Trabajadoras y Tribuna Docente apoyamos a la familia y realizamos un nutrido seminario sobre Violencia de género, sumándonos a la marcha.

Muchas organizaciones políticas, sociales y sindicales se hicieron presentes. No así los funcionarios que el 3 de junio se colgaron el cartelito de #NiUnaMenos. No estaban Sapag, "Pechi" y Rioseco, porque son los dirigentes de un Estado que condena a las mujeres a la muerte. "Son los que destinan el 0,07% del presupuesto para atender los problemas de violencia de género -es decir, 0,80 centavos por mujer. “Para el Estado no valemos ni un mango", sentenciaba Laura Carboni, a cargo del seminario.

Noemí Maliqueo engrosa la lista de femicidios en Neuquén. El 1° de febrero fue Mirta Turra Gutiérrez, acribillada a balazos en la salida de su trabajo. Y el 4 de abril fue Laura Vázquez, ahogada, cuando su pareja arrojó la camioneta al lago Lacar. Ambas en San Martín de los Andes.

El 12 de septiembre, en Senillosa, el oficial Isidro Castillo llegó hasta la casa de su ex pareja, Lorena Díaz, y la mató con un disparo en la cabeza.

El padre de Noemí, Juan Bautista Maliqueo, reclamó justicia: "Lo que le pasó a mi hija, que no le pase a ninguna mujer más".

Llevaremos las banderas de Noemí, Mirta, Laura y Lorena al Encuentro Nacional de Mujeres de Mar del Plata para reforzar esta lucha.

Compartir

Comentarios