fbnoscript
7 de febrero de 2017

Monte Hermoso de cara al 8M

Después de la represión a mujeres que hacían topless en Necochea, donde se las obligó a taparse bajo amenaza de contravención, se abrió un debate en Monte Hermoso en torno a este tema y la situación de la mujer más en general. 

Dado que es una localidad balnearia elegida para vacacionar por la mayoría de los ciudadanos de Bahía Blanca, Arranz, secretario de turismo, afirmó que en caso de que las mujeres realizaran topless “no le mandaríamos policías”, para acto seguido trasladar la responsabilidad hacia las propias mujeres, afirmando que “si muchas mujeres lo hicieran, tardaríamos menos tiempo en acostumbrarnos”. El funcionario, que en principio parece no avalar la represión ordenada por su par de Necochea, intenta blanquear las responsabilidades de un gobierno que está en las antípodas de garantizar los derechos de las mujeres. Sus declaraciones comportan una gran impostura.

Monte Hermoso es la ciudad de Kathy Moscoso, la joven que después de 5 días de búsqueda y rastrillaje “infructuoso” por parte de la policía (debieron intervenir los bomberos e incluso gran parte del pueblo), apareció enterrada sin vida en un médano a metros de su propia casa. Esto produjo una verdadera pueblada, en donde se quemaron la comisaría y otras dependencias estatales. Ya pasaron casi dos años y todos los meses familiares y amigos de Kathy marchan pidiendo justicia, denunciando el encubrimiento del propio Estado, ya que la principal línea de investigación alcanza a allegados del actual intendente por el  PJ-FpV, Marcos Fernández. El secretario de seguridad a cargo de la desaparición de Kathy era Ricardo Triches, ex comisario y Jefe Departamental durante el caso del asesinato de Natalia Melmann, en Miramar, por el que se encuentran condenados tres policías.  

Por otra parte, en Monte Hermoso vive Pablo Cuchan, femicida condenado de Luciana Moretti, de 15 años, cuyo cuerpo descuartizó y calcinó hace más de una década.  Al no dictarse nunca sentencia firme, terminó quedando libre el año pasado.  El Concejo Deliberante  (Frente para la Victoria y Cambiemos) votó por unanimidad  declararlo "persona no grata". Gobiernos como el del peronismo montehermoseño intentan blanquearse con declaraciones y medidas cosméticas. No obstante, no pueden ocultar la podredumbre de su accionar opresivo y represor hacia la mujer.

Saquemos las conclusiones: si se trata de  disponer de nuestro propio cuerpo, el Estado interviene reprimiendo. Así lo hizo recientemente en Necochea y previamente en San Isidro a una madre que se encontraba amamantado en una plaza.  A su vez garantiza la impunidad de femicidas, se desentiende de las causas como la de Kathy, encubre proxenetas, tratantes, hace caso omiso a denuncias por violencia, no controla medidas de restricción, no crea refugios para las víctimas de todo tipo de violencia, no educa, y vacía todo programa de protección y salud sexual para mujeres y niñas. Este cuadro cuenta con el apoyo explícito de la Iglesia, quien viene de ser favorecida por el gobierno de Vidal con subsidios millonarios.

Frente a este cuadro, acciones como el “tetazo”, el Piquetetazo del año pasado, los distintos “NiUnaMenos”, el enorme paro de mujeres con movilización del 19 de octubre pasado después del brutal femicidio de Lucía Pérez en Mar del Plata, y a nivel internacional, el paro de mujeres en Polonia en defensa del derecho al aborto, y la extensísima columna que recorrió Washington contra el misógino presidente Trump, muestran la gran vitalidad y extensión del movimiento de mujeres.  

Nos preparamos en Monte Hermoso, Bahía Blanca y toda la región para una gran jornada este 8 de Marzo y para exigir justicia por Katherine Moscoso, y denunciar la responsabilidad del Estado.

 

 

Compartir

Comentarios