fbnoscript
6 de marzo de 2017

El Plenario de Trabajadoras se abre paso en La Pampa

Por Corresponsal
En las vísperas del Paro Internacional de Mujeres del próximo 8M, se realizó la primera  charla del Plenario de Trabajadoras en la ciudad de Santa Rosa, con la participación de compañeros de Colonia Baron y General Pico, conformándose el primer nucleamiento de nuestra agrupación en la provincia que está en plena batalla política por alcanzar la legalidad electoral para el Partido Obrero.
 
El carácter internacionalista que le da marco a  este paro y los orígenes socialistas y clasistas del “Día de la Mujer Trabajadora”  fueron los ejes temáticos que rondaron el debate, junto a las contundentes denuncias de las compañeras: falta de refugios y presupuesto para lugares de contención para víctimas de violencia de género; no  aplicación de la ley de violencia obstétrica (principalmente en los barrios de la periferia  de Santa Rosa); incumplimiento absoluto  de la ley que garantiza la educación sexual integral en todos los niveles educativos; no   aplicación del protocolo de interrupción legal del embarazo de abortos no punibles; el problema en General Pico de los médicos del hospital, objetores de conciencia, que mandan a las mujeres a otros centros de salud; entre otros grandes problemas.
 
 La Pampa hoy tiene a cuatro jefes comunales acusados  por encubrimiento de prostíbulos clandestinos asociados  a redes de trata. En uno de ellos, de la ciudad de Macachín, fueron realizados rastrillajes sin éxito en búsqueda de Marita Verón. La complicidad y responsabilidad del Estado en todas estas formas de violencias hacia la mujer quedan más que evidenciadas. Sin embargo, el colectivo NiUnaMenos, convocante de la movilización en la capital de la provincia, obvia la denuncia al Estado y los gobiernos  de Macri y Carlos Verna, garantes de la constante opresión sobre la mujer, como así también hay una llamativa ausencia de denuncia a la Iglesia.
 
Este 8M, el Plenario de Trabajadoras se movilizará con independencia del Estado y de la Iglesia, denunciando y  plantando bandera contra los gobiernos ajustadores. 

Compartir

Comentarios