fbnoscript
24 de abril de 2017

UTA Córdoba: "un nuevo escalón en el proceso de desplazamiento de la burocracia"

Entrevistamos a las flamantes delegadas electas del trolebús de Córdoba tras el triunfo de la Lista Unidad en la Comisión Interna de Tamse Trolebuses.
Por Soledad Díaz García Plenario de Trabajadoras – Córdoba
Desde el Plenario de Trabajadoras entrevistamos a las flamantes delegadas electas del trolebús de Córdoba, Sonia Beas y Érica Oliva, de la Lista Unidad, que recuperaron recientemente la Comisión Interna de Tamse Trolebuses.
 
¿A qué responde este importante triunfo de la Lista Unidad?
 
S.B.: -En principio a nuestra historia de lucha en la empresa. Los integrantes de la lista nos convertimos en referentes. Ante cada injusticia, atropello, cada suspensión o intento de despido arbitrario los trabajadores recurrían a nosotros. Aún sin que fuésemos delegadas fuimos revirtiendo el abuso patronal y logrando que se respetaran varias condiciones laborales reclamadas por los compañeros. Ante el trípode antiobrero que desde hace años existe en Tamse entre el poder político, dirigentes gremiales y la empresa, nos convertimos en una alternativa, superando la persecución que emprendieron contra nosotros.
 
Las otras listas que se presentaron forman parte de esa vieja burocracia que permitió todo tipo de abusos y atropellos contra los trabajadores, demostrando una obsecuencia y complicidad con la patronal y el poder político, incluso persiguiendo a trabajadores para que sean despedidos.
 
Nuestra elección es un nuevo escalón en el proceso de desplazamiento de la burocracia de la UTA en Córdoba, nuestro triunfo se produce después de que en Aucor, otra empresa de transporte, se echara a la antigua conducción burocrática. Los trabajadores están viendo la oportunidad de decir basta a la vieja burocracia enquistada en los cuerpos de delegados y en el gremio, que durante años dejaron pasar el vaciamiento y la privatización en Tamse, los traslados arbitrarios y aumentos de salario a la baja.
 
¿Cómo incidió la cuestión de género y la defensa de los derechos laborales de las mujeres  en este sector de amplia composición femenina?
 
É.O.: -Incidió mucho. Nos colocamos a la cabeza de la lucha por estos derechos abandonados por el gremio. Elaboramos un proyecto para incluir la cuestión de género en el actual Convenio Colectivo de Trabajo, porque hace 28 años las operarias de trolebuses nos encontramos encuadradas en UTA y nunca ha sido contemplada nuestra condición de género.
 
Entre las prioridades reclamamos el jardín maternal para nuestros hijos y el “día femenino”, ya que como operarias de trolebuses con una jornada laboral de 7 horas diarias, sentadas al volante y en la que no se respeta el receso entre vuelta y vuelta, este reclamo es esencial. Frente a este impulso, las otras dos listas -que durante años pertenecieron a la conducción del gremio y jamás abordaron estas cuestiones- decidieron incluirlas de forma oportunista en su campaña.
 
S.B.:  Cuando en el año 2010 Alfredo Peñalosa gana la Secretaría General de UTA y crea la Secretaría de la Mujer fue visto como un principio de inclusión de las operarias de trole en el convenio de la UTA. Sin embargo, con el paso del tiempo no desarrolló ninguna medida en este sentido y por el contrario durante todo ese periodo se produjeron la mayor cantidad de despidos directos e indirectos en Tamse-Trolebuses, sin que el gremio hiciera nada en general, ni esa Secretaría en particular frente al despido de alrededor de 25 compañeras. 
 
¿Qué rol ocupó la organización Plenario de Trabajadoras en todo este proceso?
 
S.B.: -El rol fue de acompañamiento y respaldo muy grande desde hace años.
 
En el 2013, cuando intentaron desvincular a nuestra compañera Viviana Gómez “Mumi” mediante un despido indirecto, montamos una campaña junto al Plenario de Trabajadoras denunciando el vaciamiento del servicio y la complicidad de la prestadora de salud patronal “GEA” en la desvinculación anticipada de compañeras por supuesta "incapacidad". Con esta campaña logramos el apoyo de otras compañeras a la lucha y frenamos la maniobra patronal, impidiendo el despido. Esto implicó un gran triunfo para nuestra organización. 
 
Además, el Plenario colaboró con las volanteadas en punta de línea, incluyendo nuestra lucha en sus materiales, apoyando los escraches y piquetes frente a “GEA”, colaborando con la elaboración del proyecto de mujer para el convenio de UTA que venimos exigiendo desde el año 2015. 
 
¿Cuál es la perspectiva que tienen ahora que son delegadas gremiales?
 
É.O.: -Sin dudas, vamos a profundizar la lucha que veníamos desarrollando sin ser delegadas e incluso con el sindicato en contra. Ahora con mayor razón vamos a impulsar que se incluya el anexo mujer en el Convenio Colectivo de UTA y apuntaremos a luchar contra todo tipo de atropello a nuestros derechos como mujeres trabajadoras.
 
El 3 de junio, fecha del Ni una Menos, será una instancia de movilización importante para las trabajadoras del trole, porque sobre nosotras se descarga doblemente las hostilidades del mal servicio de transporte, no solo por nuestra condición de  trabajadoras, sino que también por nuestra condición de mujer estamos expuestas a todo el espectro de violencias cotidianas que hay en las calles.
 
S. B.: -La responsabilidad del Estado en nuestra situación como trabajadores es muy clara. Es una empresa estatal con subsidios de todo tipo, sin embargo la falta de unidades, de operarias y el vaciamiento en general que produce el fastidio en la población repercute directamente en nosotras, como la cara visible del mal servicio.
 
La perspectiva inmediata es avanzar en nuestra empresa y  en el orden general entendemos que tenemos la obligación de unificar criterios con la cuerpos de delegados de las otras empresas en relación a todas nuestras reivindicaciones  y para recuperar la UTA para los trabajadores.

En esta nota:

Compartir