fbnoscript
16 de octubre de 2017

Repudiamos el brutal atentado contra participantes del Encuentro Nacional de Mujeres

Por Corresponsal
Plenario de Trabajadoras - Chaco
En el día de hoy, compañeras de diversas organizaciones que participaron del Encuentro Nacional de Mujeres -entre ellas el Plenario de Trabajadoras- fueron víctimas de la emboscada de una patota armada con palos, piedras y cuchillos. 
 
Las compañeras aguardaban el regreso a sus hogares en la Plaza Central de Resistencia, luego de la finalización del Encuentro Nacional de Mujeres. El ataque se desarrolló bajo la custodia de las fuerzas de seguridad, con patrullero y cordón policial de a pie, que ampararon el accionar, todo un acto fascista, como testimonian las compañeras. Se trató de una verdadera zona protegida (en contraposición a las zonas liberadas, en las que la policía desaparece para dar vía libre a la acción delincuencial) contra las mujeres que venían de protagonizar el Encuentro. Las mismas debieron refugiarse en casas particulares y varias fueron heridas.
 
El testimonio de una de las víctimas del ataque precisa que en la Plaza 25 de Mayo, alrededor de las 15 horas, mientras esperaban el horario de regreso a sus provincias, un grupo de personas empezó a descolgar pasacalles del Plenario de Trabajadoras y el Frente Darío Santillán, entre otras organizaciones. Antes de ingresar a la plaza y consumar la agresión, el grupo se había dedicado a insultar a las compañeras.
 
 
La concentración contra el Encuentro era pública desde el domingo, cuando un grupo de "vecinos" convocó a movilizarse contra el encuentro nacional de mujeres. El Gobierno y las fuerzas de seguridad tuvieron todos los elementos para anticipar y prevenir el ataque. La convocatoria formó parte de una extensa campaña en redes sociales contra el Encuentro, promovida por sectores de la Iglesia y con extensa participación de punteros políticos tanto del peronismo como del radicalismo. 
 
 
Esta campaña denunció al masivo evento de las mujeres por "violento" desde semanas antes de su realización, recurrió a la falsificación en forma amplia -por ejemplo, mostrando escenas de otros encuentros como si se tratara del encuentro en Resistencia- y magnificó episodios protagonizados por grupos minoritarios, con el objeto de atacar al encuentro y los reclamos de las mujeres.
 
El objetivo de todo este ataque es quebrar y desprestigiar un movimiento de mujeres que coloca las consignas por el aborto legal, combate la opresión de la mujer y denuncia el rol de la Iglesia, el gobierno y todo el régimen social en la misma.
 
Denunciamos la responsabilidad del gobierno de Peppo y Capitanich por el acompañamiento de las fuerzas policiales a los atacantes.
 
Exigimos la investigación a fondo de las responsabilidades en el ataque, muchas de las cuales están totalmente identificadas en las redes sociales y en los videos filmados por las víctimas del episodio, que muestra a atacantes y a las fuerzas protectoras. Destitución de los responsables del operativo policial que garantizó la zona liberada para el mismo.

 

Compartir

Comentarios