fbnoscript
19 de octubre de 2017

Debates y conclusiones de las comisiones de educación del 32° Encuentro de Mujeres

El planteo del Plenario de Trabajadoras
En los talleres sobre educación, Educación Sexual Integral (ESI) y Estado laico, las mujeres que nos reunimos en Chaco para participar del Encuentro de Mujeres (ENM) debatimos sobre la situación que se vive en las escuelas, el alcance de las reformas anti-educativas en curso y las luchas actuales, la falta de aplicación de educación sexual para decidir y la injerencia de la Iglesia en los contenidos educativos. 
 
Las compañeras del Plenario de Trabajadoras (PdT), Tribuna Docente y la UJS -protagonistas de la lucha en defensa de la educación pública- también incorporamos al debate la importancia de darle una expresión política a nuestros reclamos, llamando al voto al Frente de Izquierda para conquistar voceros de nuestra lucha en el parlamento, que enfrenten la reforma laboral y educativa que forman parte de una ofensiva de conjunto contra los trabajadores y la juventud. Destacamos que las listas del FIT las encarnan destacadas referentes de esta pelea, como es el caso de Romina Del Plá, docente y secretaria general de Suteba Matanza, candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires – que estuvo presente en el 32 ENM como en todas las instancias de movilización por los derechos de las mujeres y del pueblo trabajador. 
 
Crisis educativa
 
Las docentes y estudiantes del PdT explicaron las implicancias de las reformas como el Plan Maestro, la del nivel secundario y la degradación educativa en su conjunto. Las estudiantes secundarias de Capital, que vienen de ocupar escuelas contra la introducción de pasantías laborales truchas, expusieron la crisis educativa que desde el menemismo, pasando por  la NES (ley kirchnerista del 2006), hasta la actualidad, vienen devaluando la educación. Las docentes incorporaron el reclamo por la defensa del estatuto docente, contra la reforma previsional y por la defensa de la estabilidad laboral.  
 
 La participación del kirchenrismo en estos talleres mermó considerablemente de un día al otro, que de 7 comisiones pasaron a ser 3 en la segunda jornada. Y esto tiene que ver con la imposibilidad de defender su propio gobierno en materia educativa, pero también porque es irrefutable su colaboracionismo con el actual gobierno de Macri, ya sea en el Congreso -aprobando leyes claves contra la población trabajadora- o al frente de las direcciones sindicales que han pactado y entregado hasta la propia paritaria docente.
 
Educación sexual, Estado laico
 
La avidez del debate sobre educación sexual en todos los niveles educativos, reflejó en los talleres una tarea pendiente para el movimiento de mujeres y que anima al movimiento secundario en las luchas actuales.
 
A pesar de la sanción en el año 2006 de la ley de Educación Sexual Integral (ESI), los testimonios coincidieron en que su aplicación es muy dispar y hasta inexistente en varias regiones del país. La principal denuncia de las participantes y de nuestra organización fue la que refiere a la injerencia de la Iglesia católica y evangélica en la programación de la ESI y sobre áreas curriculares como biología. La propia ley de ESI establece incluir los principios y “cosmovisiones” de cada comunidad educativa en su dictado –en un país donde la educación confesional domina gran parte del sistema educativo. Este artículo de la ley también se convierte en la puerta de entrada para las ONGs en los colegios, que también se hicieron presentes en estas comisiones del Encuentro defendiendo su perspectiva oscurantista y prejuiciosa, que se replica en miles de escuelas argentinas. Esta denuncia empalmó con la exigencia de la separación de la iglesia del Estado, que llega al caso extremo en la provincia de Salta, donde se imparte directamente religión como espacio curricular en las escuelas públicas.
 
 
Conclusiones
 
Se promovió en todos los talleres el rechazo a las inminentes pruebas estandarizadas – Aprender y Enseñar-, como parte del paquete de reformas anti-educativas incluidas en los lineamientos del Plan Maestro y la necesidad de un plan de lucha nacional, que la Ctera esquiva debido a sus compromisos políticos.
 
Fue resonante en todos los talleres el reclamo por educación sexual, laica y científica en todos los niveles educativos, exigiendo al Estado que se realicen las capacitaciones en servicios para docentes y jornadas institucionales para estudiantes, así como también la demanda de espacios de recepción de denuncias en las escuelas y acompañamiento a cargo de equipos interdisciplinarios para víctimas de violencia de género.
 
En todos los casos, las compañeras del Plenario de Trabajadoras dieron batalla para arribar a las responsabilidades políticas sobre la situación educativa en su conjunto y en particular en cómo afecta a las mujeres, peleando el voto al FIT con Romina Del Plá, mientras las referentes del kirchnerismo y otras alas del PJ disputaban el voto a Hugo Yasky, viejo burócrata que hace más de 20 años que no pisa un aula y responsable él mismo de haber dejado pasar todas las leyes privatistas.
 
Los debates y las conclusiones de los talleres de educación mostraron la voluntad de enfrentar la política anti-educativa que vienen impulsando los distintos gobiernos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios