04/06/2021

3J en Córdoba: importante movilización contra el hambre, los femicidios y travesticidios

Se exigió el no pago de la deuda al FMI.  

A seis años de aquel histórico “Ni Una Menos” en el que la movilización ganó las calles para luchar contra la alarmante situación de la violencia de género que se padecía en el país, con un crecimiento de casos de femicidios y vejaciones, este jueves 3 de junio la Asamblea Ni Una Menos de Córdoba (Anum) volvió a movilizarse. Respetando el distanciamiento y tomando todas las medidas de bioseguridad, en el marco de la segunda ola de covid, las mujeres y diversidades se vieron obligadas a salir a las calles porque la situación continúa siendo crítica.

La jornada inició poco más de las 16 horas, en la intersección de Colón y General Paz, encabezada por la barredora de la Anum, bajo la consigna “Basta de femicidios y travesticidios. Aparición con vida de Tehuel. Despedir y precarizar en la Salud y el Polo es violencia. ¡Presupuesto ya! No al pago al FMI / Los gobiernos son responsables”. Con estas demandas y señalamientos la movilización pasó por la Legislatura y Casa de Gobierno, para culminar en el ministerio de la Mujer (Polo Integral). Allí se leyó un documento único elaborado por las diferentes organizaciones que componen la Asamblea.

La columna del Plenario de Trabajadoras y el Polo Obrero fue de las más numerosas. En la primera línea, las compañeras gritaron “Basta de hambre y femicidios” y señalaron al Estado como responsable de la violencia y la miseria que viven las familias trabajadoras, sin ingresos suficientes, vivienda, ni asistencia integral a las víctimas. Asimismo, la juventud exigió educación sexual laica y separación de la Iglesia y el Estado. El ajuste se padece tanto en el Ministerio de la Mujer, donde la ministra Martínez despide y precariza trabajadorxs, como en las postas sanitarias de los barrios, donde hace meses que el gobierno no provee de preservativos ni anticonceptivos.Tampoco se garantiza el acceso sin restricciones al programa Acompañar, para toda víctima que lo necesite, para salir del escenario de violencia en el que se encuentre.

Al respecto, Cintia Frencia, concejala del Partido Obrero y el FIT, presentó en el Concejo Deliberante dos proyectos de Ordenanza. Uno para dictar la “Emergencia en Violencia de Género en la Ciudad”, con el objeto de modificar las condiciones materiales, sociales y psicológicas que engendraron la situación de violencia, a fin de erradicarla. Esto, teniendo en cuenta la escalada en gravedad de la situación de violencia de género al interior de los hogares, que nos lleva a contar 9 víctimas fatales de femicidio. Y un aumento agravado de denuncias.

El otro proyecto tiene que ver con la creación de un Consejo Municipal Autónomo de Mujeres y Diversidades Sexuales, que pueda ser elegido por el voto de mujeres y diversidades de identidad femenina, mayores de 14 años. Que se sustente en base a una mesa ejecutiva y el trabajo en comisiones. Fundamentado en el reclamo del movimiento de mujeres, de una verdadera organización para la defensa de sus intereses, que no sea una herramienta de propaganda política del gobierno, que tenga un presupuesto acorde a las necesidades que la cuestión de género tan vulnerada demanda.

Estos planteos, en conjunto con el de una reforma judicial de raíz, que lleve a la existencia de un fuero judicial de género, electo y de mandato revocable, constituyen una Campaña Nacional impulsada por el II Congreso Nacional del PdT, realizado la semana pasada, que contó con una masiva participación y deliberación de mujeres y diversidades sexuales. Con ese impulso, salimos a gritar que no queremos ni una menos y que el Estado es responsable.

También te puede interesar:

Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Dramático testimonio de la hija de un paciente de coronavirus que desde hace días espera por una campa en terapia intensiva.
Basta de amenazas contra Verónica Reyes.
La disputa no puede ocultar que no hay grieta a la hora de aplicar el ajuste fondomonetarista, y de defender los intereses patronales.