05/06/2020

3J: en el interior de la provincia de Buenos Aires salimos a las calles

En una nueva jornada del 3J, las mujeres y disidencias sexuales y de género hicimos oír nuestros reclamos a pesar del aislamiento social preventivo. Con decenas de fotos y videos copamos las redes sociales desde todos los distritos del interior de la provincia de Buenos Aires y llevamos adelante acciones callejeras respetando las medidas de prevención, como el distanciamiento social y el uso de tapabocas.


El reclamo, al grito de Ni Una Menos el Estado es responsable, se sintió en los lugares de trabajo, estudio y en las barriadas bonaerenses golpeadas por el agravamiento de la crisis económica a raíz de la pandemia.


Desde el Plenario de Trabajadoras nos propusimos poner en pie acciones en cada distrito, tomando la iniciativa, porque sobran las razones para reclamar cada una de nuestras demandas a un Estado que no da salida alguna para la situación integral de las mujeres.



Chacabuco


Fue así que hemos convocado a todas las organizaciones que forman parte del movimiento en cada distrito, impulsamos reuniones virtuales y consignas comunes para hacer oír nuestra voz. En Chacabuco, se llevó adelante una concentración en las puertas del municipio, junto a otras organizaciones. En Olavarría pusimos en pie un cartelazo y un ruidazo en la Plaza del Centro. En Villa Gesell organizamos una importante campaña virtual. En San Nicolás y Baradero realizamos concentraciones en los municipios. En la ciudad de Bahía Blanca realizamos una concentración en el municipio que culminó con una movilización pasando por la iglesia. En Mar del Plata tuvo lugar una importante movilización hacia el municipio que culminó con un acto donde se leyó un documento común con organizaciones que forman parte del movimiento de mujeres y disidencias. En todos los lugares nos sumamos a los ruidazos y acciones en redes sociales con una gran participación de compañeras.



Olavarría


La provincia de Buenos Aires suma un total de 27 femicidios en lo que va de la cuarentena y en el interior de la provincia la desprotección hacia las mujeres es completa. Solo por mencionar algunos casos, el primer femicidio en cuarentena fue el de Susana Melo y tuvo lugar en Bahía Blanca. El pasado 9 de mayo se dio a conocer el femicidio de Sonia Ponce en Chacabuco, luego de permanecer en terapia intensiva las últimas semanas de abril tras haber sido prendida fuego por su pareja, quien contaba con denuncias por violencia de género. En Baradero, las mujeres y niñes que sufren la violencia dentro del hogar, no solo carecen de protección estatal sino que son víctimas del accionar violento de la policía del municipio mientras recrudecen las denuncias. Mar del Plata, luego de ser sacudida por los femicidios de Jordana Rivero y Claudia Repetto, registra un aumento de denuncias en lo que va de la cuarentena y no existen las medidas estatales que den solución a esta situación.



Bahía Blanca


En Olavarría trabajadoras gastronómicas vienen de triunfar luego de organizarse por el pago de sus salarios. En Villa Gesell, la cuarentena ha servido para garantizarle más poder a la policía, la cual viene cometiendo diversos atropellos, como allanamientos ilegales con golpizas, detenciones arbitrarias con apertura de causas penales, incluso teniendo como víctimas a activistas del movimiento de mujeres local.


Las acciones, en cada lugar, se enmarcaron en una jornada nacional donde las compañeras organizadas en el Plenario de Trabajadoras y el Polo Obrero y otras organizaciones independientes nos pronunciamos contra los femicidios y todas las violencias que el Estado descarga sobre nosotras. Exigimos presupuesto para combatirlas, la educación sexual integral laica y científica, el aborto legal, un impuesto a las grandes fortunas, un subsidio de 30.000 pesos para todas las desocupadas y el no pago de la deuda externa.





 

También te puede interesar:

Pese a que el tiempo de duplicación se redujo a 8 días, el gobierno de Héctor Gay ha decidido continuar en la fase 4, privilegiando los negocios del puerto.
Se hace necesario desarrollar un agrupamiento estudiantil independiente y de lucha.
Qué hay detrás del anuncio del gobernador Axel Kicillof.