fbnoscript
24 de noviembre de 2017

Tigre: familiares de víctimas de femicidio se movilizaron al Concejo Deliberante

Por Ximena
(Plenario de Trabajadoras - Zona Norte)
El distrito de Tigre tuvo su última sesión del Concejo Deliberante del año este martes y no tocó los proyectos de ordenanza presentados por familiares de víctimas de femicidio. Además redujo el presupuesto 2018 para políticas de género.
 
El proyecto de ordenanza de los familiares de las víctimas, presentado en julio de este año, que posibilita a cualquier víctima o familiar de víctima de violencia de género o desaparición acceder a las cámaras de seguridad, sin necesidad de mediar orden judicial, ha sido cajoneado durante estos cuatro meses. Se ha negado su tratamiento en Comisión, y no se ha emitido respuesta alguna.
 
En cambio, ha llegado a las familias un proyecto del bloque oficialista, que no es más que una lavada de cara que no modifica un centímetro la situación de la violencia contra las mujeres que se ejerce en el municipio.
 
Dicho proyecto oficialista sólo nombra en sus fundamentos las cifras nacionales relacionadas a la violencia de género, y evita nombrar los casos distritales, que tuvieron este año a Tigre como uno de los epicentros de femicidios de la provincia de Buenos Aires. Incluso ahora mismo seguimos sin saber dónde está Thiago Díaz, al cual su familia no sabe siquiera si lo están buscando. Su madre, Georgina, quién desapareció con el bebé, fue encontrada sin vida por un vecino de la isla que pasaba en su bote.
 
El proyecto del bloque massista plantea la capacitación en género del personal de vigilancia de las cámaras. Pero, como hemos marcado en el proyecto presentado por familiares de víctimas, ninguna formación en género puede reemplazar la mirada de los familiares.
 
Claramente, no está en las prioridades del gobierno municipal la vida de las mujeres de Tigre, como tampoco la búsqueda de justicia que reclaman los vecinos que han tenido una pérdida semejante. Deciden mirar para otro lado mientras se suceden abusos, violencia, desapariciones y femicidios en las narices de las 800 cámaras de seguridad que pagamos con impuestos todos los meses.
 
El acceso a las cámaras y a sus grabaciones debe ser inmediato para los vecinos, con la sola denuncia de desaparición o violencia contra una mujer. Sobre todo en el marco de otros datos -que también omiten en los fundamentos del proyecto que contraponen desde el oficialismo-, que expresa la complicidad de las fuerzas estatales, policiales y de la justicia en los casos de femicidio, registrados en el informe 2017 del Consejo Nacional de las Mujeres.
 
Los familiares y agrupaciones sociales y de mujeres del distrito nos concentramos e ingresamos al recinto, donde había un despliegue de cientos de punteros y ñoquis del municipio, como nunca se ve en estas sesiones. Los padres de Luna Ortiz ingresaron al edificio para pedir explicaciones a los bloques sobre el cajoneo del proyecto que presentaron y este otro proyecto que pretendían hacer votar esa tarde. Acorralados por los firmes argumentos de las familias, los concejales del oficialismo comenzaron a gritarles y a amenazarlos con echarlos del recinto. Nada nuevo para familias que han bancado insultos, amenazas, ninguneos de todo tipo y hasta represiones de los funcionarios del intendente Julio Zamora. 
 
Durante la sesión lograron votar el presupuesto 2018 sin problemas, reduciendo las partidas para las políticas de género. Nadie de los bloques "opositores" hizo mención alguna a este recorte, en un municipio claramente afectado por la violencia hacia las mujeres, y ni los kirchneristas ni randazzistas votaron en contra del mismo. 
 
A pesar de todo esto, no pudieron hacer votar el proyecto del bloque oficialista, que tenían cocinado desde septiembre, y volvió a comisión, por lo que la presión que realizamos durante todo el año y ese mismo día tuvo una importante victoria política.
 
Sigamos desarrollando una organización independiente para seguir luchando por justicia y por todos los derechos de las mujeres. En continuidad con el plan de lucha, se convocó a un festival el día sábado en el centro de Tigre. En una nueva jornada del 25 de noviembre- Día Latinoamericano y del Caribe contra la Violencia contra las Mujeres-, seguimos gritando: ¡Ni una menos! ¡El Estado es responsable!

En esta nota:

Compartir

Comentarios