fbnoscript
16 de febrero de 2018

Dos mil personas movilizadas pidieron justicia por la maestra Vanesa Castillo

Por Corresponsal

Una autoconvocatoria de más de dos mil personas recorrió la capital santafecina hasta la sede de Ministerio de Educación local para exigir justicia por el crimen de la maestra Vanesa Castillo. La conducción celeste de Amsafe sacó un paro después de que el gobierno declarara la jornada de luto provincial, limitado a Garay y La Capital e intentando quitarle cualquier carácter activo. Tanto es así, que hizo circular  un audio donde aclaraba que "ni Amsafe ni Sadop convocaba a ninguna marcha" y que sólo adherían al asueto dictaminado por el gobierno provincial. Sin embargo, la conmoción popular en torno al crímen se expresó en una  masiva movilización que se hizo sentir en La Capital, que fue acompañada por numerosas organizaciones combativas, entre ellas, Tribuna Docente y el Partido Obrero. Finalmente el paro  tomó carácter provincial, por estas horas llegan informes de  otras seccionales donde la  base docente arrancó la medida de lucha, como es el caso de Reconquista. En Rosario, hubo una movilización de un par de centenares de docentes a la región sexta.

La ira popular por el crimen de la maestra también se sintió ayer en Alto Verde. En esa localidad coexisten cuatro fuerzas de seguridad, que se dedican a amedrentar a la población y a la juventud, en particular, mientras proliferan todo tipo de delitos. 

En el día de ayer, Vanesa Castillo fue apuñalada y muerta en la capital provincial por Juan Cano, un ex convicto. Las noticias relacionaron el crimen a un intento de robo, mientras que otra versión señala que el crimen podría estar vinculado a una denuncia relacionada con un abuso sexual. 

Vanesa tenía 33 años y una hija de 11, era docente en la escuela Nº 533 de Alto Verde y alumna de la carrera de Historia del Instituto del Profesorado Nº 8 de Alte. Brown. Según informan los medios, hacía una semana se había comprado una moto ya que todos los días viajaba 48 kilómetros para ir a trabajar, desde Santa Rosa de Calchines hasta Santa Fe. El transporte público de la zona se caracteriza por su estado ruinoso en materia de frecuencia y recorrido y por sus altos costos. 

El crimen de Vanesa pone de manifiesto por un lado, el cuadro de descomposición social al que debe hacerle frente todos los días la docencia en las aulas, siendo las docentes en particular quienes toman en sus manos la responsabilidad de socorrer a la infancia y la juventud en peligro en materia de asistencia, frente al vaciamiento de los gabinetes y en general de toda la política de asistencia social. Por el otro, las condiciones laborales en las que desempeñan sus tareas, en medio de la destrucción del convenio, los salarios de miseria y la ausencia completa de infraestructura, incluido desde ya el transporte.
Acompañamos la lucha por el esclarecimiento del crimen y justicia por Vanesa.

Exigimos condiciones de trabajo dignas para toda la docencia.

Compartir

Comentarios