fbnoscript
5 de marzo de 2018

Charla debate hacia el 8M en Córdoba

Vamos por el aborto legal, seguro y gratuito.
Por Fiorina Bourges
Agrupación Praxis de Psicología- UJS Córdoba

El pasado jueves 1 de marzo en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba se llevó adelante la charla “Aborto legal, como reclamo y necesidad vital”, organizada por la Unión de Juventudes por el Socialismo (UJS)  y el Plenario de Trabajadoras (PDT). La mesa estuvo integrada por Susana Rins, docente municipal y delegada opositora por la lista fucsia del Suoem, Lidia Zurbriggen  de Socorristas Córdoba Hilando y Soledad Díaz García, abogada y dirigente del PDT, quienes disertaron para un auditorio integrado principalmente por estudiantes,  docentes, trabajadoras de la salud y compañeras trolebuseras.

Susana Rins abrió el debate aportando su experiencia, contó la situación de precarización que atraviesan  los docentes  municipales y las condiciones de vulnerabilidad en las que viven los pibes de las barriadas. Estableció que su lugar de educadora  y luchadora la obligó a salirse del dilema moral “vida sí, aborto no” y que encontró las respuestas que necesitaba en una alternativa política de los trabajadores, y cerró diciendo que “la lucha por el aborto es un hito legítimo que debe estar en agenda, las trabajadoras debemos redoblar la apuesta  para conquistar este derecho elemental, no queremos que nuestras mujeres sigan muriendo”.

Lidia Zurbriggen, por su parte, expuso que desde el 2014 al 2017 la red de socorristas, que cuenta con 600 profesionales,  asistió a más de 12750 mujeres de las cuales el 70% profesan alguna religión, y entre ellas la mayoría ya eran madres de varios niños y se encontraban en pareja. Advirtió  también que la red hoy está en casi todas las provincias y que el protocolo de intervención utilizado es el establecido por la Organización Mundial de la Salud. Y que si bien el dispositivo es seguro para la salud de las mujeres no deja de estar en el marco de la clandestinidad, por ello enfáticamente concluyó: “Luchamos por el aborto legal, por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, vamos por la despenalización y la legalización”.

Soledad Díaz García planteó que la cuestión del aborto no tiene que ver con el dilema “vida o aborto”, el aborto existe en la clandestinidad y es un grave problema de salud pública. El Ministerio de Salud de la Nación  informa que 80 mil mujeres son externadas del sistema de salud pública por complicaciones causadas por abortos clandestinos.

Estamos ante el fracaso de la mentada  Ley de Educación Sexual Integral, que no es laica ni científica y que por el contrario avala la injerencia del clero en los planes de estudio, e incluso mediante leyes y reglamentaciones en provincias en las que existen fuertes lazos de los gobiernos con la iglesia, como es el caso de Salta, con un alto índice de mortalidad por abortos clandestinos. Lo mismo ocurre con los programas de  anticoncepción gratuita en un sistema de salud pública devastado y al que se pretende avasallar aún más mediante el CUS (Cobertura Universal de Salud).

Responsabilizó a los partidos del régimen que desde el kirchnerismo hasta Cambiemos, sucesivamente, han cajoneado el proyecto de la Campaña Nacional por el Aborto Legal. Los recientes  anuncios de la apertura del debate en el Congreso responden a una maniobra del gobierno que echa lastre sobre una de las principales demandas del movimiento de mujeres en ascenso. Pero sin duda responde a la creciente resistencia en las calles del conjunto de los trabajadores al ajuste, donde las trabajadoras tienen fuerte incidencia y protagonismo en tanto son las más afectadas. El gobierno juega con fuego, si se tiene en cuenta que el aborto es antes que nada una demanda de clase que conquistaremos con la profundización de la lucha callejera y no en la expectativa parlamentaria.

Entre las intervenciones del público las estudiantes anunciaron la  asamblea interfacultades para preparar el 8 por un plan de acción por los derechos de las mujeres que también están cercenados en la UNC, la exigencia a las autoridades del cese de actividades y el cierre de las facultades durante esa jornada. Los no docentes y docentes plantearon que el 8 pararán y convocarán a asambleas para debatir el punto.

Al finalizar la charla, Soledad  convocó a movilizar con el Plenario y dijo: “este 8 de marzo vamos a una jornada histórica de lucha, el paro internacional de mujeres va a enfrentar el ajuste y la represión del gobierno. En el día internacional de la mujer trabajadora paramos el mundo”.

La charla fue un aporte a la lucha del movimiento de mujeres, el 8 vamos al paro por el aborto legal y la conquista de todos nuestros reclamos.

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios