fbnoscript
20 de marzo de 2018

Después del 8M, gran asamblea del Plenario de Trabajadoras en Córdoba

Después de que miles nos movilizáramos en el marco del segundo paro internacional de mujeres, tuvo lugar  el sábado 17 de marzo la asamblea  convocada por el Plenario de Trabajadoras  para debatir las conclusiones de la jornada.

La masividad del paro y movilización del 8 de marzo, desafió la demagogia y cooptación del Estado, en una verdadera jornada de lucha antiestatal que tuvo como eje central el aborto legal y el rechazo al ajuste de Macri y los gobernadores. Pero también puso contra las cuerdas a burócratas sindicales y punteras que infructuosamente  intentaron arrogarse representación en el movimiento.  

Sin duda se impone como tarea estratégica dar continuidad a este proceso para conquistar el aborto legal como primer punto de un gran pliego de reivindicaciones que las mujeres tenemos pendiente.

La asamblea que deliberó con la presencia de docentes, trabajadoras de salud, municipales, del Inti, trolebuseras, trabajadoras del Polo Integral de la Mujer, de estudiantes universitarias, terciarias y secundarias, de las compañeras del colectivo LGTBI, y de las mujeres de los barrios y del interior provincial, delineó un plan de acción para salir al cruce de los intentos estatales de aplacar el proceso asambleario abierto y su potencialidad movilizadora.

Denunciamos las múltiples maniobras de estatización y ataque al paro digitadas por el gobierno de Juan Schiaretti, entre ellas el proyecto presentado por  Alejandra Vigo  en el Congreso de la Nación para declarar feriado el día de la mujer trabajadora y la reciente apertura de una diplomatura sobre violencia de género impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en universidades públicas y privadas de la provincia. Esta iniciativa consistente en  capacitar a 500 acompañantes comunitarias especializadas en la temática de género, busca regimentar al movimiento y sus activistas que diariamente acompañan la lucha de víctimas y familiares. La medida, además, contrasta con la lucha que por estos días emprenden nuevamente  las trabajadoras del Polo Integral de la Mujer, en repudio al vaciamiento y la precarización laboral en la única área  provincial destinada a la asistencia a las mujeres en situación de violencia que depende también del Ministerio de Justicia.

La denuncia a las políticas estatales se tradujo en una campaña integral con eje en el aborto legal. Resolvimos la incorporación de este reclamo en boletines sindicales impulsando comisiones y asambleas que  exijan un pronunciamiento de las conducciones sindicales, y la lucha mediante todo tipo de iniciativas por las licencias por maternidad y paternidad, los jardines maternales, los lactarios, horas de lactancia, etc, en cada lugar de trabajo.

Mediante la asamblea interfacultades que conformamos en la universidad, reclamaremos el pronunciamiento del Rectorado respecto del aborto y  la denuncia al bloqueo del aborto no punible en los hospitales de su dependencia, desnudando los compromisos con el clero  de las camarillas que gobiernan la Universidad. Del mismo modo, impulsaremos la creación de comisiones de género y los plebiscitos sobre aborto en facultades, colegios secundarios y terciarios. Otro eje central de nuestra acción está determinado por la polémica con el feminismo liberal, con la preparación de una charla central opondremos a estos planteos la larga trayectoria de la lucha socialista contra el patriarcado y el capitalismo.

La destacada presencia de compañeras de los barrios coloca al Polo Obrero como protagonista en los barrios de la lucha por la legalización del aborto. Mediante el reclamo de informes y presentaciones ante los ministerios de educación y salud, respecto del alcance de sus políticas de educación sexual y anticoncepción gratuita, impulsaremos una campaña en los barrios. De esta forma, activamente traduciremos una delimitación de las punteras y del piqueterismo clerical, poniendo de relieve el cinismo del gobierno, la iglesia católica y demás cultos que regimientan la vida de las mujeres en los barrios, en tanto dicen defender la vida mientras mueren cientos de mujeres pobres al año a causa de abortos clandestinos.

La convocatoria a un 24 de marzo independiente y de lucha como punto central de la agenda de las mujeres,  mereció como resolución una proclama de convocatoria particular al movimiento de mujeres, contra el gatillo fácil, la doctrina Chocobar, y la impunidad de ayer y de hoy

De esta manera vamos marcando el paso de un plan de lucha nacional que debe poner en pie otro paro de mujeres que haga temblar la tierra nuevamente, esta vez asestando un golpe político certero al Estado con la conquista el aborto legal seguro y gratuito. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios