fbnoscript
3 de abril de 2018

16 años sin Marita Verón

Este 3 de abril se cumplen 16 años de la desaparición de Marita Verón, caso emblemático que puso al descubierto el sistema de protección que el poder político brinda a proxenetas y tratantes. Eso quedó evidenciado, primero, con la incapacidad y negligente investigación para encontrar a Marita; y luego, con el fallo absolutorio a los 13 acusados, en diciembre de 2012. Una pueblada obligó a que se revocara este fallo de impunidad y a se conformara otro tribunal, pero sólo se avanzó hasta la condena de una parte de los implicados, mientras que el llamado clan Ale, organizadores del narcotráfico y la trata en la provincia de Tucumán, quedó exceptuado e impune.

Las bases sobre las que operan las redes, a 16 años de la desaparición de Marita, se mantienen intactas, como lo demuestran las desapariciones de Mariana González, Daiana Garnica y numerosos casos más ocurridos a lo largo de estos años. Las redes pueden actuar con total libertad, ya que la policía no toma las denuncias de manera inmediata y luego la justicia no orienta la investigación en torno a la trata. En el caso de Daiana, pasaron 6 meses para que se tomara la hipótesis de trata –hasta ese momento, la justicia investigaba un supuesto homicidio, desconociendo la información aportada por la familia.

Al cabo de 16 años de la desaparición de Marita, en una operación de maquillaje y frente a las numerosas denuncias que envuelven al Ministerio Fiscal –entre ellas, la de encubrimiento en el caso de Paulina Lebbos, cuyo juicio se desarrolla actualmente–, hace unos días se creó la Oficina de Búsqueda de Personas Extraviadas. Es significativo que se haga coincidir esta inauguración con el aniversario de la desaparición de Marita y que, sin embargo, refiera a personas “extraviadas” –y no “desaparecidas”. Pero no sólo eso. En palabras del ministro, el motivo de la creación de esta oficina es que “ya no se puede esperar 24 o 48 horas para denunciar que una persona está ausente, debemos terminar con esa idea, ya que cuando nos encontramos frente a un delito, las primeras horas de búsqueda son claves y estaríamos perdiendo tiempo valioso. La búsqueda inmediata podría permitir que muchas personas sean rescatadas con vida y sin daños”. Estamos ante el reconocimiento del abordaje tardío de una disposición legal que ya está reconocida hace rato como derecho de parte de quienes denuncian de parte de la Protex, poniendo en evidencia que en Tucumán se ha desconocido hasta ahora, y de manera ilegal, este recaudo elemental –además cabe señalar que, como si se tratara de una broma de mal gusto, la oficina sólo funcionará durante la mañana.

Por último, tenemos que decir que este elemento es necesario, pero de ninguna manera suficiente para encontrar a las desaparecidas si se sigue amparando a los proxenetas y continúa la connivencia con la policía y la justicia.

A 16 años, seguimos exigiendo la aparición con vida de Marita Verón y el desmantelamiento de las redes de trata.

Como ya lo venimos demostrando, el camino para avanzar es la organización independiente del Estado y la lucha callejera para que no desaparezca ni una joven más y para evidenciar toda la trama de encubrimiento del Estado y sus instituciones.

 

Compartir

Comentarios