fbnoscript
8 de junio de 2018

La lucha por el aborto legal en La Rioja y las presiones de la Iglesia

Diputados anunciaron su voto en contra. Quieren declarar a Chilecito “ciudad pro-vida”.

Este 4J se desarrollaron actividades a favor del aborto legal en Chilecito y en otros puntos de la provincia. A 8 días del tratamiento del proyecto de Interrupción voluntaria del embarazo, los 5 diputados nacionales por La Rioja, tanto del PJ como de Cambiemos, declararon que votarán en contra del aborto legal (los senadores Inés Brizuela y Doria, Julio Martínez y Carlos Menem también votarían en contra en el Senado). Los unen las leyes de ajuste y miseria hacia el pueblo trabajador, los une la Iglesia, los une el bloqueo a los derechos de las mujeres. 

Es sabido en nuestra provincia que el gobierno de Sergio Casas (PJ) siempre ha tenido una política en contra de los derechos de las mujeres. Es tal el caso de su ministra de salud Judith Díaz Bazán, que en el año 2017 le puso una barrera inconstitucional al acceso a la práctica legal del aborto no punible a una mujer con un embarazo no viable por tener malformaciones el feto, sometiéndola a hacer público en medios de comunicación su pedido para lograr ser escuchada. Solo luego de la repercusión y de la movilización del movimiento de mujeres la jueza María Petrillo le otorgó este derecho.

En el mismo momento en que en todo el país se pedía por aborto legal, un medio local difundió el pedido por parte de un grupo de representantes de la Iglesia y el Ministerio de Salud en Chilecito, entre ellos Sonia Bosseti (ex Jefa de la Zona Sanitaria de dicha cartera), para que –al igual que el Concejo Deliberante del municipio del departamento Capital- la localidad se pronuncie como “Ciudad Pro Vida”.

Cabe destacar que Sonia Bosseti es quien durante su gestión cargó con el reclamo de cientos de precarizados, trabajadores enfermos a causa de sus condiciones de trabajo y contratados PIL a los que nunca les dio respuesta, dejando en la calle a mujeres por pedir un aumento de $200. La misma que negó públicamente la situación de emergencia sanitaria al pueblo de Nonogasta que sufre la tasa más alta del país en cáncer por su elevado nivel de cromo en sangre a causa de 30 años de contaminación en manos de la curtiembre de la familia Menem y Yoma. 
Bosseti alude que hay que contener a las mujeres embarazadas para que puedan dar en adopción y propone obligar a las mujeres a parir mientras niega los cientos de abortos espontáneos al año de las mujeres de Nonogasta a causa de la contaminación. Sin contar la cantidad de niños nacidos con malformaciones y el desfinanciamiento del sistema de salud.

En el video también niegan los datos oficiales brindados por el Ministro de Salud de la Nación durante el debate del Congreso sobre mortalidad materna y al mismo tiempo demonizan a las mujeres que deciden abortar, responsabilizándolas de la mortalidad infantil. 

La separación del Estado de la Iglesia es una necesidad imperiosa frente a gobiernos provinciales o municipales que actúan como agentes del clero.

La conquista del aborto legal sólo será posible por medio de la lucha constante e incansable de todas las mujeres trabajadoras. No debemos dejar que ningún personero del Estado quiera montarse sobre nuestra lucha para fortalecer sus armados electorales. Quienes luchamos por el aborto legal debemos distinguirnos de estos personeros y defender el derecho al aborto sin traba alguna como una reivindicación del conjunto de los explotados.

Vamos por un masivo 13 de junio. ¡Vamos por lo nuestro, compañeras!

En esta nota:

Compartir

Comentarios