fbnoscript
10 de junio de 2018

Quiénes son los defensores del aborto clandestino en Tucumán

El inminente tratamiento del proyecto de aborto legal este #13J en el Congreso, como resultado de la enorme lucha que viene liberando el movimiento de mujeres, pone al desnudo que los bloques políticos que históricamente vienen gobernando y ocupando posiciones en el parlamento son agentes del Vaticano. Solamente tres diputados tucumanos votarán a favor de la legalización del aborto (Teresita Villavencia, del bloque de Martín Losteau, Marcelo Santillán, del FpV, y Pablo Yedlin, del bloque Justicialista por Tucumán). Facundo Garretón de Cambiemos ha habilitado una encuesta digital en su página digital planteando que escuchará a la voz de los ciudadanos, posición que le valió amenazas de muerte. 

Esta ´santa alianza´ del régimen político de la provincia contra los derechos y autonomía de las mujeres se expresa en la negativa de la provincia a adherir, desde hace 15 años, a la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable, con la imposición de la enseñanza religiosa en las escuelas públicas y con el bloqueo a la Ley de Educación Sexual Integral. El año pasado la mayoría oficialista (PJ) y un sector de Cambiemos se negó a tratar el proyecto de cupo laboral trans. 
La apretada del arzobispo Carlos Sánchez durante el Tedéum del 25 de mayo pasado, nombrando a cada uno de los diputados para voten contra el aborto legal, es un modus operandi en la provincia. Así se han manejado frente cualquier avance de los derechos de las mujeres y del colectivo LGTBI. 

Entre los diputados que defienden el aborto clandestino se encuentra el radical José Cano, quien en respuesta al pedido del arzobispo Sánchez planteó que defiende la vida y que el Estado debe poner a disposición de todos los sectores de la sociedad los avances de la ciencia para que la mujer no tenga que recurrir a un aborto por un embarazo no deseado. Expresó también que le parece una contradicción y una irresponsabilidad que Tucumán no haya adherido a la Ley de Salud Sexual y Procreación Responsable. Su hipocresía no límites, en virtud que se encuentra alineado con Macri y apoya, por lo tanto, el brutal ajuste que lleva adelante con el vaciamiento de los servicios de salud y programas de salud sexual y reproductiva. Son sus pares los que en la legislatura tucumana han bloqueado la adhesión a la ley que menciona. 

Beatriz Ávila, de Cambiemos y esposa del actual intendente de San Miguel de Tucumán con quien Libres del Sur se encuentra asociado (con distintos cargos en la municipalidad), es una conocida representante de los antiderechos. Cuando era la presidenta de la Comisión de Salud Pública de la Legislatura –en ese momento integraba el bloque del PJ– encabezó un proyecto para prohibir el acceso al aborto no punible. 

Otro de los representantes de los antiderechos es José Orellana, del bloque Primero Tucumán, denunciado en noviembre de 2016 por acoso sexual a una empleada de la Cámara de Diputados de la Nación.

Alicia Soraire del FpV recién ahora se acordó que hay que trabajar en políticas de educación sexual, soslayando el completo bloqueo de la Iglesia y del cual ella misma es responsable. Gladys Medina del Bloque Justicialista por Tucumán se abstuvo de dar declaraciones. 

Más que nunca, tenemos que redoblar la movilización del 13J y profundizar la lucha contra el oscurantismo clerical. No podemos guardar ninguna expectativa en estos diputados y bloques políticos que claramente son defensores del cuadro de opresión social y violencia. 

Seguí leyendo: Alerta: el aborto legal, en peligro

En esta nota:

Compartir

Comentarios