fbnoscript
11 de junio de 2018

El Concejo Deliberante de Gobernador Gregores por el aborto clandestino

En la localidad santacruceña, los concejales del PJ-FPV y Cambiemos se negaron a acompañar un proyecto del PO-FIT de apoyo a la legalización del aborto.
Por Pablo Lombroni
Concejal del Partido Obrero - FIT de Gobernador Gregores

En la última sesión del Concejo  Deliberante de Gobernador Gregores el jueves 7 de junio, nuestra banca presentó, entre otros, un proyecto de resolución para apoyar la legalización del aborto, planteando por primera vez el debate parlamentario sobre el tema, lo que obligó a tomar posición a los concejales de la UCR y el PJ-FPV. De 5 concejales, solo 3 dimos quórum.

Luego de explicados los aspectos fundamentales del proyecto, remarcamos la necesidad de aplicar la ESI (Educación Sexual Integral) en las escuelas de la localidad y terminar con las presiones de la Iglesia, señalando la imperiosa necesidad de avanzar en la definitiva separación de la Iglesia del Estado, como reclama el movimiento de mujeres.

La concejal de la UCR-Cambiemos Carina Bosso confesó no tener otro argumento que simplemente "no creer que sea lo correcto", alegó una postura personal y que "se trata de un tema muy delicado", y, sin más, se negó a acompañar el proyecto (del mismo modo se abstuvo de repudiar los tarifazos y los acuerdos con el FMI), colocándose de hecho en el terreno de quienes defienden el aborto clandestino. En tanto Mateo Velásquez, actual presidente del Concejo y del bloque PJ-FPV dijo estar "a favor de la vida", que su religión católica le enseñó que el fruto del vientre es sagrado, y votó en contra -mostrando el grado de sometimiento a las imposiciones clericales y poniendo sus prejuicios religiosos por encima del derecho a la salud de las mujeres. Luego de más de dos meses de debate en el Congreso Nacional, ninguno de estos legisladores se tomó el trabajo de considerar los argumentos del movimiento de mujeres y quienes las acompañan, en defensa de un derecho elemental para proteger a las mujeres del negocio clandestino -montado sobre las trabas que este régimen social les impone para que puedan planificar una maternidad basada en el deseo y la libre elección. 

Nuestra acción en el Concejo, como expresa esta votación, es una instancia de clarificación política ante toda la población sobre qué intereses defiende cada uno de los partidos que dicen representarnos, en Gregores y en todo el país.

A poco de que sea votada en el Congreso la ley de interrupción voluntaria del embarazo, queda claro que las prioridades del movimiento de mujeres son contrarias a los intereses que defienden los partidos patronales. Dependerá de la enorme movilización popular el próximo 13 de junio que se pueda imponer la media sanción de la ley.

Desde nuestra banca, no solo seguiremos empeñados en reforzar la lucha popular por el aborto legal y contribuir a una gran movilización este 13J, sino que seguiremos en la lucha junto al movimiento de mujeres, trabajadores y jóvenes de Santa Cruz, para conquistar además la reglamentación de la Ley de Educación Sexual Integral en la legislatura provincial.

En esta nota:

Compartir

Comentarios