fbnoscript
13 de junio de 2018

En la víspera de la votación, gran mesa debate en Filosofía y Letras por el derecho al aborto

[VIDEO] Participaron Martha Rosenberg, de la Campaña; Dolores Fonzi, de Actrices Argentinas; Claudia Piñeiro, escritora; Joe, activista trans, y Romina Del Plá, diputada nacional del Partido Obrero y firmante del proyecto de ley.
En la víspera de la votación, gran mesa debate en Filosofía y Letras por el derecho al aborto

Fotos: Juan Diez, Fede Imas, Andrés Ojo Obrero Fotografía y colaboradores

“¡Aborto legal / en el hospital!”, cantaba la asistencia que llenaba el aula magna de la Facultad de Filosofía y Letras al culminar el panel auspiciado por la Secretaría de Género de la FUBA (representada por Luna Palmada, militante del Partido Obrero) y que reunió a Martha Rosenberg, psicoanalista y una de las militantes fundadoras de la Campaña por el Aborto Legal y Gratuito, la escritora Claudia Piñeiro, la actriz Dolores Fonzi, Joe –activista trans– y la diputada nacional Romina Del Plá, del Frente de Izquierda - Partido Obrero.

“Ya ganamos”, comenzó diciendo Rosenberg ante los aplausos del público y luego hizo un recorrido histórico de la Campaña. “De las asambleas barriales surgió la asamblea de la Campaña por el Aborto. Fuimos tomando una consistencia del movimiento que logró un consenso social sobre la necesidad de la legalización. Esta cuestión anuda una serie de reclamos sociales y hemos llegado a este punto. Ya hemos ganado”.

 

 

Posted by Romina Del Plá on Tuesday, June 12, 2018

Claudia Piñeiro, que había abierto la Feria del Libro bregando por la legalización del aborto, contó la experiencia de las escritoras y remarcó que más de quinientas habían firmado el pronunciamiento a favor de la ley y contó cómo Cecilia Szperling la llamó una mañana diciendo: “Tenemos que hacer como las actrices y pronunciarnos”. Y así todo comenzó. “¿De quién es la responsabilidad de hoy en adelante si hay muertes por abortos clandestinos? A partir del miércoles será responsabilidad de quienes hayan votado en contra de la ley. Abortos habrá igual, si una vida de una mujer se pierde será responsabilidad de los diputados que voten en contra de la ley”, dijo Claudia. “El Estado es responsable, y a partir del miércoles lo vamos a saber con precisión”.

La actriz Dolores Fonzi realizó una intervención emotiva. “Nunca milité en una causa, hemos pasado reuniones con diputados que dicen que votarán en contra, han sido reuniones de una respiración tántrica que algún día descargaremos. Un día me llamó Carla Peterson y me dijo: ‘¿Qué hacemos?’. Hicimos una carta desprolija, pero que reflejaba esa preocupación de todas. De repente éramos más de setecientas actrices en todo el país, y hacíamos asambleas todos los sábados. Y luego había setenta mil firmas. Y estamos acá hoy, con un dictamen favorable. Estamos aguantando las tomas estudiantiles, gracias a los estudiantes. Va a salir la ley. Gracias y mañana nos vemos en la plaza”.

La diputada Romina Del Plá había llegado un poco más tarde, por su labor parlamentaria. Estuvo hasta el último momento en el plenario de comisiones que votó el despacho mayoritario favorable al proyecto de legalización. “Tenemos dictamen por mayoría, pero mañana tenemos que superar las barreras de la movilización”, dijo. “Hay quienes siguen diciendo que defienden las dos vidas, pero no defienden a nadie. Tenemos que desenvolver una gran movilización. Tenemos que decirles que no va a ser gratis su voto en contra, como dijo Claudia. A cien años de la Reforma del 18 cae otra vez la cuestión de la separación de la Iglesia y el Estado. La Iglesia es la principal operadora contra la ley. No se está ahorrando nada. Son acciones oscurantistas. Presiones y hasta maldiciones. ¡Maldiciones! A mí me pasan una maldición y no pasa nada, pero imagínense sobre diputados que son creyentes. Votar para que esto siga tiene responsabilidades. Entonces el oscurantismo quiere hacer pasar la objeción de conciencia: están planteando que cualquier universidad, colegio médico, centro de salud puede objetar en nombre de la conciencia institucional. Es muy serio, porque esa legalización implicaría que una persona por objeción de conciencia podría no enseñar educación científica, sino creacionista. El sanatorio Mater Dei dice que en ese instituto de salud dice que no se practican ni abortos ni inseminaciones artificiales. El problema de la objeción muestra la magnitud de la lucha incansable que debemos llevar para la separación de la Iglesia y el Estado. Si lo obtenemos, vamos a hacer más conquistas. Luchamos por la libertad de las mujeres, por una vida plena y por poder decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas”. Los aplausos mostraron la energía que irradió esa mesa.

Luego Joe contó su experiencia como persona trans que fue atacado violentamente por ser como él era. Violentado y atacado, luego penalizado, se pronunció a favor de la ley.

Fue una gran charla. Mostró las energías concentradas por la legalización del derecho al aborto, que hoy y mañana se deciden voto a voto y en las calles.

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios