fbnoscript
4 de julio de 2018

Por un paro nacional para arrancar el aborto legal, el 8A todas a las calles

Luego de la media sanción que se obtuvo en Diputados para la ley por la legalización del aborto, la lucha ha entrado en una nueva fase. Las presiones clericales se han redoblado, tanto sobre los senadores y bloques políticos (que dieron "libertad de voto") como a través de las pretensiones de incluir modificaciones a la ley -como la objeción de conciencia institucional. El movimiento de mujeres exige un paro nacional para que seamos miles en las calles.

En esta lucha que recorre todos los lugares de trabajo, las direcciones sindicales de la CGT están de la otra vereda de las mujeres. Han firmado recientemente una declaración contra este derecho fundamental -“Los peronistas decimos sí a la vida y no al aborto”- han bloqueado en los gremios la iniciativa de las delegadas antiburocráticas y, por supuesto, le han dado la espalda a la histórica jornada del 13J.

Tampoco se han pronunciado frente a la declaración en rebeldía del Hospital Austral y las prestadoras de las obras sociales, que desconocen la legislación vigente y anuncian el rechazo a practicar abortos si sale la ley. Esto último significa un ataque sobre las trabajadoras,  dado que las obras sociales y prestadoras de salud deben incorporar la cobertura integral  de la interrupción voluntaria del embarazo y que esas prestaciones deben estar cubiertas por el programa médico obligatorio (PMO), según el artículo n° 16 de la ley en debate.

Por su parte, las direcciones kirchneristas o centroizquierdistas de la CTAs, con fluidos vínculos con el Vaticano, tampoco promovieron ninguna medida concreta como paro o cese de actividades para que las trabajadoras pudieran salir de sus trabajos de forma organizada para la sesión en Diputados. A pesar de las expresiones de una u otra representante a favor de la ley, no vemos a los sindicatos de esta central organizar a los trabajadoras de cada gremio para intervenir masivamente en esta lucha, apoyar a las estudiantes que tomaron las escuelas y universidades para enfrentar el bloqueo del Estado y la Iglesia y ligar la lucha contra el ajuste y las reformas del gobierno a la conquista del aborto legal, para fortalecer al movimiento popular.
 
La CTA “sede Perón” participó recientemente de un encuentro con la Pastoral Social, junto a la Ctep, Barrios de Pie, ATE nacional, Juan Carlos Schmid de Dragado y Balizamiento, con la gobernadora Vidal y la ministra de desarrollo social Carolina Stanley, para armar un cuadro de contención social frente a la demanda de los trabajadores y también frente a la creciente movilización de las mujeres para conquistar el aborto legal.
 
Como se puede ver la preocupación de los representantes sindicales, que vienen de una teleconferencia con funcionarios del FMI, no es cómo organizamos cada lugar de trabajo para preparar la presencia en las calles el 8 de agosto, sino cómo salen al socorro del gobierno y la Iglesia.
 
Un contraste con las direcciones de la AGD-UBA, Ademys o los Sutebas multicolores que han tomado en sus manos esta campaña, han realizado cese de actividades y paro en el caso de los Sutebas multicolor para participar en la jornada del día 13 en Congreso y que ahora se han sumado a la organización del paro para cuando se trate en Senadores. El planteo integral del movimiento de mujeres, con educación sexual científica y laica, anticoncepción gratuita y aborto legal, forma parte del programa de estas entidades.
 
¿Cómo nos preparamos para el 8A?

 Los sindicatos, comisiones internas, delegados/os que participaron del plenario nacional del sindicalismo combativo en Lanús, en el que sesionó una comisión de mujeres, ya tomaron la resolución de impulsar asambleas, pañuelazos y planteos en cada gremio para poner en pie un paro el 8 de agosto. Reivindicando la clave del movimiento de mujeres para avanzar en esta lucha: la movilización independiente, con sus asambleas masivas e iniciativas callejeras, para poder conquistar ahora la media sanción que falta.

A las presiones de la Iglesia, los partidos patronales y los agentes del Estado dentro de los sindicatos, debemos responder con esta gran iniciativa del paro nacional. Manos a la obra.
 

TE PUEDE INTERESAR: Los sindicatos de la Ciudad de Buenos Aires frente al 13J
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios