fbnoscript
5 de julio de 2018

Santa Fe: un año de la desaparición de Rosalía Jara

Por Eliana Ibarra

El 1 de julio se cumplió un año de la desaparición de Rosalía Jara, joven mamá  de 19 años, oriunda de Fortín Olmos, Santa Fe. 

La convocatoria en plaza San Martín, donde se compartieron testimonios, poemas, canciones  y discursos políticos por Rosalía, fue hecha por sus familiares. Participaron organizaciones llegadas desde distintos puntos de la provincia.

Nuestra intervención en la plaza fue para denunciar la situación política respecto a las redes de trata y explotación sexual, la responsabilidad del Estado y la impunidad que se vive en el norte de Santa Fe. Estuvieron presentes familiares de víctimas de Walter Onieva (preso por corrupción de menores y abuso sexual); de “Gori” Ojeda, joven asesinado en un confuso episodio de robo; y los padres de Ludmila Belén Romero, quien era buscada intensamente tras la denuncia de desaparición en la localidad de Malabrigo, Santa Fe, desde el 22 de junio. 

El caso

Rosalía fue vista por última vez el 1 de julio de 2017 en la garita que une la ruta 86 con Vera y otras localidades. En los rastrillajes se pudo determinar un recorrido  que también ubicaba su rastro en una zona de monte, cerca del Arroyo Los Amores. 

Por los últimos contactos telefónicos de la víctima  con Juan Valdéz, ex docente y padre de Alma, la hija de ambos, se determinó la detención de este último por  “retención y ocultamiento de persona”. Actualmente, cumple prisión preventiva en la cárcel de Coronda, Santa Fe.

 

Hoy en #FortínOlmos, junto a familiares de víctimas de impunidad, en la plaza San Martín del pueblo. La lucha por la #ApariciónConVidaYadeRosalíaJara sigue firme a pesar de los embates del Estado y sus gobiernos. La cuarta marcha, el mismo clamor: Rosalía Jara, VIVA TE QUEREMOS.

Posted by Plenario De Trabajadoras - Reconquista on Sunday, July 1, 2018

Los estudios de Geolocalización, fundamentales para que se desenvuelva la causa y la situación del detenido, no fueron realizados, pese a las promesas en ese sentido del gobernador Miguel Lifschitz en una de las reuniones a las que fueron convocados familiares.  Esto fue denunciado en la jornada de lucha, por parte de Rubén Jara, uno de los tíos de Rosalía. 

Si no es antes del receso judicial, podría decidirse en estos días que la causa se eleve a la Corte Suprema, por pedido de la defensa de Valdéz. En ese caso, la próxima audiencia se desarrollaría en la Ciudad de Buenos Aires. 

Continuidad de la lucha 

Por la desaparición de Rosalía, se realizaron  tres masivas marchas populares en Fortín Olmos que reclamaron al poder político para que el Estado la busque, y una infinidad de actividades a nivel provincial y nacional que incluyó actos, movilizaciones y radios abiertas en ciudades como Rosario, Santa Fe,  CABA y en el desarrollo del Encuentro Nacional de Mujeres, en Chaco durante 2017.

En todo este tiempo, el aparato del Estado no aportó ningún avance para conocer su paradero, y nunca avanzó en la línea de investigación sobre la captación con fines de explotación sexual, pese a que Rosalía se encontraba en situación de vulnerabilidad, como muchas jóvenes que recaen en prostitución como salida a su pobreza.

El poder judicial, por el contrario, sólo se dedicó a perseguir a las mujeres que salieron a reclamar que se dé con su paradero, dedicando un tiempo vital en desviar la investigación del entramado político, policial y económico que da lugar a la explotación sexual.

Junto al Movimiento de Mujeres del Norte de Santa Fe, seguimos sosteniendo que no se puede descartar la hipótesis de trata de personas cuando el norte santafesino está surcado por la explotación sexual y laboral, entre otras cosas, para el turismo sexual.

Desde el Plenario de Trabajadoras Reconquista, convocamos a seguir rodeando de solidaridad esta lucha.
 

Compartir

Comentarios