fbnoscript
6 de julio de 2018

Misiones: derrotemos las maniobras contra el aborto legal

Las declaraciones recientes (y no tan recientes) de la vice presidenta Gabriela Michetti con respecto a las violaciones y el aborto no punible y su afirmación de que el interior del país está en contra de la legalización del aborto, cebaron a todos los ediles de la Renovación (fuerza de gobierno en Misiones) y de los bloques mayoritarios que en estas últimas semanas están coordinando declaraciones “pro vida” en la mayoría de los municipios de la provincia, incluso en aquellos donde la Carta Orgánica ya contempla la idea de que existe una persona desde la concepción.

Se suman al reciente sincericidio del ministro de Desarrollo Social, Lisandro Benmaor, que confirmó que se les obligó a parir a más de 200 niñas en la provincia. En Puerto Iguazú, la iniciativa de la declaración (aún no concretada) la tuvo Gabriel Llamas, concejal por Cambiemos (conocido por arengar linchamientos por las redes sociales a "delincuentes"). Los sectores clericales también impulsan declaraciones en Eldorado y Montecarlo.

Lo que no dicen estos sectores es que lo que verdaderamente está en debate con la legalización es la necesidad de poner fin a las muertes por aborto clandestino que se producen cada año por decenas en nuestro país. Por eso, el reclamo en favor de la legalización es abrumador –incluyendo al interior- como lo demuestra la “marea verde”.

En una de las reuniones “informativas” que lanzó el Concejo Deliberante de Eldorado, fueron citados el director del hospital Samic y supervisores del Consejo de Educación de primaria y secundaria (los cuales no fueron). El objetivo era pedir un informe sobre la implementación de la ESI (Educación Sexual Integral) y la ley de salud sexual y procreación responsable. El director del hospital designó a Miriam Da Silva (conocida militante a favor del aborto clandestino) en su lugar y al director de Salud de Zona Norte, entre otros.

Durante la exposición, se reconocieron varias situaciones: las fallas de las consejerías de anticoncepción; el altísimo índice de embarazo adolescente de Misiones; que durante 2016-2017 hubo sub ejecución presupuestaria y hay una falla para que los anticonceptivos lleguen a la gente; que las promotoras de salud no alcanzan porque están saturadas de tareas.

La profesional designada por el director del hospital afirmó que el cien por ciento de los obstetras de planta serían objetores de conciencia. Reconoció que según una encuesta zonal las mujeres lo que manifestaban era su preocupación por embarazos no deseados y la muerte de niños por diarrea.

Todo esto muestra que el sistema de salud viene colapsado hace rato y que los enemigos del aborto legal hacen valer sus influencias en el poder político y en el sistema de salud.

Esta lucha tiene que ir en profundidad, no sólo para arrancar el aborto legal, sino también para garantizarlo. Luchemos por la separación de la Iglesia del Estado y para derrotar el plan de guerra de Cambiemos y los gobernadores.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios