fbnoscript
20 de julio de 2018

El oscurantismo de la senadora tucumana Elías de Pérez

Ni ignorancia ni confusión

Este martes 17, en la jornada de debate en comisión sobre el proyecto de interrupción legal del embarazo, quedó al descubierto el alcance de la campaña oscurantista que encabeza la senadora por Tucumán Silvia Elías de Pérez.

La senadora reaccionó a la intervención en favor del aborto legal de Alberto Kornblihtt -biólogo, investigador del Conicet y docente de la Universidad de Buenos Aires-, quien sobre el final llamó a los legisladores a pensar “en los genetistas que hacen diagnóstico prenatal, detectan que el embrión va a nacer con una enfermedad no curable y se lavan las manos al no garantizar la opción de la interrupción del embarazo”. Acusando al científico de propiciar un uso eugenésico del aborto, Elías de Pérez dijo que “si de pronto detectan que es un niñito con síndrome de Down...”, a lo que Kornblihtt la cortó en seco: “no dije síndrome de Down, dije una enfermedad incurable. ¿Usted cree que el síndrome de Down es una enfermedad?”. El hecho vergonzante dejó expuesto el menosprecio por los niños discapacitados por parte de la senadora. 

No se trata de ignorancia ni de confusión, sino que forma parte de la campaña oscurantista que Elías de Pérez junto a otros sectores encabezan para confundir a la clase trabajadora sobre el alcance del reclamo del aborto legal. Han dejado correr esos prejuicios, entre otros tantos, para preservar a como dé lugar este mecanismo de disciplinamiento sobre las mujeres. 

Historial

Ya en 2013 Elías de Pérez, siendo legisladora provincial, intentó impedir el acceso a un aborto no punible de una niña de 11 años violada y presentó un amparo en la Cámara Federal en lo Contencioso Administrativo de Tucumán, para solicitar una medida cautelar que impidiera la implementación del protocolo no punible en la provincia.

En su prontuario no sólo tenemos la militancia antiderechos sino también su doble discurso de combate de la impunidad y corrupción del oficialismo (PJ) en la provincia, pero de encubrimiento de sus aliados del radicalismo y el Pro. Ella misma fue denunciada junto al diputado José Manuel Cano de usar fondos de la Universidad de Tucumán para financiar su campaña. Es partícipe también de la política de ajuste que llevan adelante Macri y los gobernadores, votando en el Senado todas las medidas antiobreras. 

La única manera de enfrentar al oscurantismo y sus representantes es construyendo un gran movimiento de lucha que arranque el aborto legal y continúe por la separación de la Iglesia del Estado. Esto implica desenmascarar no sólo a las Elías de Perez sino a las fuerzas políticas que fomentan y organizan la injerencia y hasta el dominio del clero en la vida social y pública. 
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios