fbnoscript

Otra joven bonaerense muere por un aborto clandestino

Liz tenía 34 años y era madre de un chico de 2. Movilización a las 18hs a la Casa de la Provincia (Callao 237).
Otra joven bonaerense muere por un aborto clandestino

Pañuelazo del 6 de agosto frente al hospital, organizado por Cicop.

Las consecuencias de la clandestinidad del aborto, que los bloques políticos del Congreso refrendaron días atrás, no se detienen.

Liz, una joven de 34 años y madre de un hijo de 2, llegó el Hospital Belgrano (en la localidad bonaerense de San Martín) el domingo pasado, con un cuadro grave de septicemia derivado de un aborto realizado en condiciones insalubres. De allí fue trasladada al Hospital General de Pacheco, donde falleció esta mañana.

Seguí leyendo: Por Liz, por el aborto legal, contra el Senado y los gobiernos

Ya en el momento de la internación, el hecho fue difundido en un comunicado de  la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir y la Campaña por el Aborto Legal, y otro emitido por la gremial de profesionales de salud Cicop, que reafirmó su posición en favor de la legalización de la práctica.

Cicop señaló que “en los últimos diez días se han denunciado varios casos similares”, mientras que la Red apuntó que “la gobernadora de la Provincia, María Eugenia Vidal, dijo que la aliviaría que el aborto siga siendo clandestino. La clandestinidad es esto, gobernadora”. Días atrás, otra madre joven murió en Santiago del Estero por una infección generalizada resultante de una interrupción del embarazo en estas condiciones.

El movimiento de mujeres y el conjunto de la clase obrera tienen planteada la continuidad de su lucha por la legalización, para que no haya ninguna muerta más por decidir sobre su cuerpo. Con esta perspectiva, contra las maniobras que buscan limitar el asunto a una “despenalización” (que no podría evitar casos como estos) y sacar a la poderosa marea verde de las calles, la izquierda plantea una consulta popular preparada por la deliberación y apoyada en la movilización popular.

En las redes sociales, mujeres y jóvenes compartieron la noticia con el hashtag #ElSenadoEsResponsable. Se convocó una movilización para despedirla y continuar exigiendo el aborto legal, para las 18 horas, a la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

La diputada del Partido Obrero, Romina Del Plá, declaró: “Las muertes de mujeres y niñas por abortos inseguros son un crimen de Estado. Tienen responsables con nombre y apellido: las Iglesias católicas y evangelistas que operaron hasta el final contra el derecho de las mujeres a decidir y los senadores de todos los bloques políticos que han decidido perpetuar los abortos clandestinos. Los que niegan el derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo son los mismos que nos niegan la educación sexual, el acceso a la anticoncepción, y nos someten a una vida plagada de violencias y atropellos. Liz se suma a la desgarradora lista de víctimas del aborto clandestino que, como ocurre en todo el país, se cobra la vida de mujeres jóvenes, trabajadoras y pobres en la Provincia de Buenos Aires. La gobernadora Vidal, que festejó que el aborto siga siendo ilegal, es responsable y es la cabeza de un gobierno provincial con más egresos hospitalarios por embarazos terminados en abortos en hospitales públicos del país, unas 5.959 mujeres” denunció la diputada.

Por su parte, Vanina Biasi, dirigente del Plenario de Trabajadoras, agregó: “Las organizaciones del movimiento de mujeres estamos organizando acciones para reclamar justicia por Liz. El enorme movimiento de lucha que se puso en pie por el derecho al aborto legal y reclama la inmediata separación de la Iglesia del Estado debe continuar su movilización y su lucha, ahora más que nunca. No vamos a cesar en la lucha terminar con el flagelo del oscurantismo y la opresión a la mujer que se expresan de manera concentrada y criminal en la continuidad del aborto clandestino”.

En esta nota:

Compartir

Comentarios