fbnoscript
29 de agosto de 2018

San Juan: el asedio de los pro-aborto clandestino a una niña violada

Finalmente se realizó en San Juan el aborto no punible a la joven de 14 años discapacitada y víctima de una violación –presuntamente del patrón de sus padres, en el medio de un sinfín de ataques de los grupos oscurantistas.
Para llegar a la intervención, sus valientes padres debieron sortear una enorme travesía legal durante el fin de semana, ya que San Juan es una de las 8 provincias que no han adherido al protocolo de aborto no punible establecido 6 años atrás por el fallo FAL de la Corte Suprema. Primero debieron tramitar ante el nuevo Centro de Abordaje Integral de Niños Víctimas de Abuso (A.NI.VI) dependiente del Poder Judicial, luego ante el juzgado de Instrucción de turno, para acabar con una entrevista videograbada en donde participaron, además de los nombrados, el fiscal de turno, asesores del Ministerio Público en niñez y la defensa. Hasta intervinieron integrantes del máximo órgano judicial provincial para fijar la fecha de la innecesaria video-audiencia.

Una vez superado el aparato judicial, la menor, de condición vulnerable extrema, tuvo un episodio con fanáticos. Primero, en un ardid, se le dio una ingesta líquida y sólida para posponer la intervención médica, y luego se imposibilitó la circulación de la camilla por la presencia de un grupo de personas que entre amenazas e injurias de distinta índole intentaban impedir la intervención. Reducidos éstos por personal policial, no fueron sin embargo detenidos, habilitándosele así que continúen con ataques al personal judicial y de salud presente, mientras se realizaba el aborto.

Tras el mismo, los padres debieron soportar que una abogada y un médico se presentaran el lunes siguiente a la mañana en la justicia y denunciaran penalmente al médico interviniente y a los directivos del hospital en donde se realizó la intervención. Aquellos profesionales, al identificarse como “Soy pro vida, yo digo no al aborto”, admiten estar al margen de la ley vigente desde 1921 y actúan en consecuencia. Con el agravante de manifestar judicialmente que (siendo ambos ajenos al nosocomio) ingresaron a habitaciones, haber usado aparatología médica y haber accedido a historias clínicas.

Tal confesión de delitos revelan la oscura y silenciosa participación de la principal institución médica sanjuanina, tanto en la colaboración para con estos denunciantes como al haber servido alimentos poco antes de la intervención, buscando violar la ley.

En San Juan todavía no se aplica el protocolo FAL. En San Juan, el Estado entregó la capacitación profesional pedagógica en Educación Sexual Integral a la Iglesia Católica. En San Juan, como lo sufre Irina en su prisión perpetua por no haber tenido la opción que sí se obtuvo este último fin de semana, el pus del oscurantismo y de las creencias se delata en todo ámbito.

Por la inmediata aprobación del protocolo para abortos no punibles en todo el país, por la separación de la iglesia del Estado, por la consulta popular vinculante para la aprobación inmediata y sin modificaciones del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Por la victoria de la ciencia sobre los dogmas religiosos, de la vida sobre la muerte y mutilaciones, de la libertad sobre la opresión.

En esta nota:

Compartir

Comentarios