fbnoscript
15 de septiembre de 2018

Justicia por Mariana y todas las víctimas del pastor evangelista Alejo Insaurralde 

Jueves 20, a las 12, el Plenario de Trabajadoras se moviliza a la Casa de Rio Negro (Tucumán 1916).

Mariana, compañera del Partido Obrero de Rio Negro, enfrenta una gran lucha contra Alejo Insaurralde, su abuelo materno, quien abusó sexualmente de ella desde los 2 hasta los 14 años.  

Tras una dolorosa reconstrucción de los hechos, Mariana pudo realizar la denuncia, sostenida por su familia cercana, amigos y por otras víctimas.

Alejo Insaurralde, además de portero y cuidador de niños en un jardín de infantes, era pastor de la Iglesia Evangélica "Asamblea de Dios", una de las más grandes de la ciudad de Viedma.  

A la denuncia de Mari se le suman otras que ya han prescrito por el mal accionar de los jueces. La única condena recibida por Insaurralde ha sido la de un año en suspenso por abuso a una niña de 12 años.  

La Iglesia Evangélica, mientras ampara a violadores como Insaurralde y a otros pastores en diferentes causas que se repiten en todo el país y en particular en Río Negro, mantiene una campaña profunda y feroz contra las modificaciones a la ley Educación Sexual Integral que permitan que sea laica y científica, cumpliendo de esta manera un rol que permita el abordaje ante los casos de abuso sexual infantil. 

Asimismo, el Estado sostiene su complicidad y continúa otorgándole fondos a las Iglesias Evangélicas, en consonancia con la Justicia que permite la prescripción de las causas. 

En el proceso de lucha Mariana se ha encontrado con varias víctimas más del pastor evangélico Insaurralde. 

Esta lucha la ha llevado a rodearse de otras víctimas nucleadas en la agrupación "Sobrevivientes del Abuso en la Infancia' una iniciativa fundamental para canalizar el dolor en lucha. 

Según Unicef, una de cada cinco niñas sufre abusos y violaciones en los ámbitos donde se suponía que debían ser protegidas y cuidadas, en primer lugar la familia y las iglesias. 

Desde el Plenario de Trabajadoras, convocamos el próximo 20 de septiembre, a las 12 horas, a la  Casa de Rio Negro (Tucumán 1916) para solidarizarnos con el reclamo de justicia de Mariana y de todas las víctimas del pastor Insaurralde y por el fin del encubrimiento de la Iglesia Evéngelica y del Estado. Acompañanos. 

Compartir

Comentarios